Conecta con nosotros

Juan Antonio Peón

Sin Soria y sin Ministro de Industria

Publicado

el

Juan Antonio Peón - Artículo sobre El Vehículo eléctrico

Comoquiera que éste es un espacio de opinión, me permito opinar hoy sobre el ya dimitido Ministro de Industria, José Manuel Soria. Si alguien quiere hacer comentarios estaré encantado en responderlos, pero creo que ha sido el peor Ministro de Industria que hemos tenido en nuestro país en los últimos 30 años, siempre lo he visto más como un Ministro de Turismo (por aquello de ir a Panamá y Jersey) que como Ministro de Industria, Energía y Turismo. No me da ninguna pena que haya dimitido, no puedo negarlo, y no creo que vaya a estar indigente al calor de algunas noticias que ya se han publicado. Y no sólo estoy hablando de puertas giratorias  que ya veremos en un par de años, cuando a muchos se nos hayan olvidado todas estas fechorías y no nos importe donde se coloque este señor.

paneles fotovoltaicos en Extremadura

Lo que sí me da pena es que haya dimitido por una vil mentira sobre algo que, pudiendo ser legal (recordemos siempre que la legalidad es todo aquello que decidimos que sea legal, y así se refrenda por el cuerpo de legisladores) no es para nada moral, en particular cuando se predica la necesidad de recortar salarios y de pagar una mayor cantidad de impuestos para hacer frente al déficit. Y sigo diciendo, lo peor es que cuando te pillan con los papeles en Panamá, lo niegas primero aunque para ello tengas que mentir, para luego cuando todas las pruebas apuntan a tu culpabilidad, reconocerlo y finalmente dimitir. Si ya mientes para algo que es legal -aunque insisto en que creo que es inmoral- cuando se trate de algo no legal no quiero pensar las mentiras que saldrán por su boca. Por poner algún ejemplo podría decir que no hay creado un impuesto al sol, y que si alguien se lo demuestra dimite, aunque eso tampoco habría solucionado el problema.

Decía antes que lo considero un Ministro de Turismo, pues ha puesto gran energía en las tareas referentes al turismo, pero en un periodo en el que la industria ha caído y la energía se ha encarecido hasta niveles astronómicos, de tal manera que estamos en la “Champions” del kWh más caro (en términos comparables incluyendo el término fijo, que no se existe en ningún otro lugar de Europa). Tenemos que reconocer que ha conseguido, con la amenaza de un real decreto primero y luego con su aprobación, y con la llegada del conocido como “impuesto al sol“, congelar varias líneas de negocio casi de un sólo plumazo. Por un lado el sector de las energías renovables -y no son sólo paneles fotovoltaicos- se ha paralizado hasta su virtual desaparición en España, y eso teniendo en cuenta nuestra riqueza en los recursos naturales que la generan. Y mientras en el mundo las renovables han crecido un 20% en 2015, en España sólo han crecido un 0,25% (informe en inglés, francés y español). Y ya hay países que teniendo mucha nuclear instalada, tienen más instalaciones de fotovoltaica que España.

Datos energia fotovoltaica comparativa desde 2006 hasta 2015

Además, con la reciente aprobación de la transposición de la Directiva de Eficiencia Energética en los Edificios (Directiva 2010/31/UE) en la que se habla de edificios de consumo casi nulo, lo paradójico es que se obliga a instalar sistemas de generación renovables que estarán sujetos al impuesto al sol que comentábamos antes. Dos regulaciones que se contraponen, algo extraño, si lo que interesa es la eficiencia energética. En este caso hasta la aprobación por parte del Gobierno de parte de las medidas obligatorias, puesto que Bruselas sigue esperando que terminen de adaptarse todas las normas sobre eficiencia energética, el Gobierno ha estado mareando una directiva que fue aprobada en Mayo de 2010, la pequeña friolera de 6 años. No parece que la eficiencia energética haya sido uno de los puntos en los que más interés haya puesto nuestro ya dimitido Ministro de Industria.

No, no creo que vaya a llorar la marcha de este Ministro, pero el problema, el verdadero problema, es que España lleva mucho tiempo sin Ministro de Industria, un ministro que se preocupe por la Industria y su competitividad, por permitir que el país avance para situarnos en la vanguardia de la competitividad. Ya si acaso otro día hablamos de la Industria 4.0 (de la que sólo hay un informe y pocas acciones reales más), del verdadero impulso al Vehículo Eléctrico, y otras cuestiones que nos permitan colocarnos a la altura del mundo avanzado, y sirva como ejemplo el siguiente mapa que muestra dónde se venden vehículos de la marca Tesla. Y comparemos.

Tesla en el mundo