SHARE
monedas y billetes para pagar la factura de la luz

Una vez más se produce un sinsentido en la factura de la luz, bajando el precio de coste los consumidores acabaremos pagando algo más en nuestras facturas, y será de forma muy diferente entre las comunidades autónomas.

En los próximos meses se verá un incremento de la factura eléctrica por la aplicación de diferentes recargos autonómicos que se fueron añadiendo a la misma por las citadas comunidades autónomas durante el periodo de crisis, y que fueron peleados por los diferentes gobiernos centrales. Después de una riada de sentencias judiciales, ahora se tendrán que ir aplicando a los recibos de los ciudadanos con los retrasos acumulados.

Y no se trata de una cantidad pequeña, para un domicilio medio pueden ser unos 13,16 euros al año para los hogares gallegos y subir hasta los 500 o 1000 euros para una industria media en dicha comunidad.

Actualmente hay una discusión sobre los diferentes tramos de la factura eléctrica para consumidores entre la CNMC y Aelec, se está centrando todo en la cantidad de periodos que debería tener la factura del consumidor doméstico, la CNMC propone 6 y Aelec 3 justificando su propuesta en la dificultad de los consumidores domésticos para entender 6 periodos. Nadie ha pensado que ahora mismo los clientes de mercado regulado tienen 24 periodos del día que entender y que, en general, la desinformación y el conocimiento sobre la factura de la electricidad sigue siendo muy grande.

Como dice el dicho, el papel lo aguanta todo, y la factura eléctrica en digital o en papel, lo aguanta todo también. Está por ver si los que pueden aguantarlo todo son los consumidores, que cada vez tienen más cargos y soportan una de las facturas más altas de la Unión Europea, incluso en momentos en que los precios de mercado han bajado ostensiblemente. Confío en que los políticos lleguen a un acuerdo pronto y se ceda el control técnico de decisiones tan importantes, no sólo para el consumidor doméstico, si no también para el empresarial.