SHARE
Juan Antonio Peon

Lo que ha sucedido estos días pasados con el laudo arbitral decretado por el CIADI es para que muchas familias, más de 62.000 familias españolas, estén cabreadas, profundamente cabreadas. Les pongo al día por si no lo han leído u oído.

Los inversores extranjeros en energías renovables, fotovoltaicos y eólicos sobre todo, pero también los de termoeléctricas y termosolares, van a cobrar gracias al camino iniciado en el laudo dictado recientemente por el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones), organismo dependiente del Banco Mundial, que reconoce como ilegal el recorte a las renovables que realizó el Reino de España sobre las primas a las renovables.

Este laudo obliga a España a abonar -en este primer caso que abre la puerta a que todos los demás ganen fácilmente- con 128 millones de euros al fondo extranjero propietario de la planta fotovoltaica. Esta gran cantidad de dinero, más los 875.000 euros de las costas, van a salir de nuestros bolsillos, y además se abonarán en un único pago, por lo que las primas que, según se ha ido siempre diciendo, crearon un déficit del mercado eléctrico que tenemos que ir pagando en la factura de la luz poco a poco, no sólo no se han recortado, sino que van a producir un incremento del precio de la energía eléctrica para abonar este y los próximos reveses judiciales que vendrán.

Cuando uno lee esa noticia acto seguido piensa en lo que han dictado los tribunales nacionales en diferentes sentencias contra los productores nacionales de energías renovables, que siguen luchando contra los mismos recortes que estos fondos extranjeros, y aprecia un trato muy diferente entre unos y otros inversores. Recordemos que la protección al inversor es una de las características de los estados modernos del primer mundo, no vale atacar al inversor, pues nuestras economías dependen de la inversión para que todo vaya bien.

Placas fotovoltaicas en Holanda sobre barco
Placas fotovoltaicas en Holanda sobre barco

Está claro que hay una diferencia si eres un fondo extranjero o si eres un súbdito del Reino de España, los fondos extranjeros o los inversores extranjeros pueden acudir al CIADI, pero si eres nacional o la empresa con la que has realizado la inversión está radicada en España no puedes acudir a los organismos internacionales que reconocen, en palabras del propio CIADI, así detalladas en el laudo arbitral dictado hace unos días, los recortes de las primas como «excesivo, abrupto y devastador». No hace falta explicar mucho lo que significa y los posibles resultados que tendremos en los siguientes laudos, pero sí hace falta explicar qué ha ocurrido para que el Gobierno apostara todo a una carta, que al salir contraria a nuestros intereses supone una losa más que pagaremos entre todos (véase, Castor, autopistas radiales, etc.)

Es una vergüenza que ante el mismo tipo de inversión, los inversores nacionales, inspirados por aquellas llamadas al patriotismo realizada por el Gobierno de turno, reciban un trato tan diferente, y no se inicie un planteamiento serio de las necesidades energéticas, de un modelo energético a medio y largo plazo para un país que sigue teniendo uno de los mayores costes energéticos con una gran cantidad de energía regalada que es desaprovechada constantemente.

Si no se soluciona el modelo energético y se sitúa como una cuestión de máxima relevancia para los partidos políticos, estaremos hipotecando a nuestras futuras generaciones más de lo que sería ideal y condicionando el tipo de país que queremos ser en el futuro. Para el debate dejo un dato, España acumula unos 27 pleitos en el CIADI, nos superan en inseguridad jurídica para el inversor sólo dos países, Argentina y Venezuela. Ya, si eso, otro día hablamos de la marca país…

Enlace Web IDAE

INNOVADORA CUENTA DEPÓSITO DEL IDAE, REMUNERADA AL 7%, PARA INCENTIVAR INVERSIONES EN EFICIENCIA Y ENERGÍAS RENOVABLES