Conecta con nosotros

Juan Antonio Peón

La liberalización eléctrica no está funcionando

Publicado

el

Juan Antonio Peón - Artículo sobre El Vehículo eléctrico

El mercado eléctrico no tiene sentido tal y como se encuentra ahora mismo. Las tarifas reguladas, el desconocimiento del mismo por los usuarios y la falta de competencia no invitan al ciudadano a pasarse al mercado libre.

El año que viene se cumplirán 20 años del inicio de la liberalización del mercado eléctrico, y sólo ha funcionado con el palo y la zanahoria, cuando se ha penalizado a los usuarios se han cambiado al mercado libre, pero realmente no se ha desarrollado un sistema que transmita confianza y nos invite a los usuarios a trasladarnos al mercado libre, descontando algún experimento como puede ser Pepeenergy, y eso no es positivo en un mercado de commodities como el eléctrico.

Los diferentes cambios legislativos que se han realizado en el sistema no han conseguido animar la competencia entre las comercializadoras, porque en ningún momento ha sido la intención de dichos cambios. Respecto a la generación, contamos con un sistema que no es válido desde un punto de vista económico, el mecanismo de fijación de precios mediante el mecanismo marginalista, que implica que el precio lo fija la unidad de producción más cara cuya oferta haya sido la última aceptada, en el plano teórico es el idóneo para incentivar adecuadamente la operación e inversión del sistema, pero es demasiado susceptible a los agentes mayoritarios del sistema (los grandes). La distribución se ha considerado siempre un monopolio natural y los precios vienen fijados por el Gobierno, con unos criterios desconocidos para poder confrontarlos con los costes reales de la red de distribución.

Todo esto, además de las condiciones excesivamente garantistas para los inversores del sistema eléctrico, nos han situado con uno de los costes más caro de la energía eléctrica en la Unión Europea, y eso nos resta competitividad, y a pesar de todo, España sigue estando muy lejos de unos niveles de inversión en eficiencia energética que nos permitirían recuperar algo de competitividad.