SHARE
El Gobierno prorrogará la prestación a los autónomos más allá de junio

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, confirmó la semana pasada que la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos, que está en vigor desde el comienzo del Estado de Alarma, se prolongará más allá del final de éste y también del propio 30 de junio. El Ejecutivo quiere prorrogar esta ayuda, que supone el 70 % de la base reguladora e incluye la exoneración temporal de las cuotas a la Seguridad Social, para paliar la situación de los trabajadores autónomos que mantienen dificultades para reanudar la actividad, una vez que la situación ha recuperado una cierta normalidad y finaliza también el Estado de Alarma.

No obstante, el ministro eludió concretar detalles respecto de las condiciones de esta prórroga de la ayuda porque aún no están fijadas y todavía permanecen en debate con los agentes sociales y pendiente de ser evaluadas luego por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. En todo caso, la prórroga iría en línea con lo ocurrido con los expedientes de regulación temporal de empleo, que han sido prorrogados, al menos hasta el 30 de septiembre. Escrivá sí anunció que la concesión de las prestaciones más allá de junio será “más selectiva”, en función de distintos criterios y estará especialmente enfocada a los sectores más castigados por la pandemia, como puede ser el caso del turismo o la hostelería.

Cerca de millón y medio de autónomos han solicitado la prestación extraordinaria, que se aprobó el pasado 17 de marzo por un Real Decreto-ley. En concreto han sido 1.492.768 trabajadores autónomos, de los que 1.412.605 han accedido a su concesión, casi un 95 % del total de solicitantes. Del 5 % restante, sólo poco más de un 3 % han sido denegadas.

Las asociaciones de autónomos habían solicitado esta extensión de las prestaciones, puesto que consideran que los ingresos no se recuperarán tan pronto. La facturación ha sufrido una caída media del 60 %, en los cinco primeros meses del año, según las estadísticas de algunas de ellas, como es el caso de ATA Autónomos. Y ello teniendo en cuenta que la mitad de ese periodo transcurrió con normalidad, sin que la emergencia sanitaria afectase para nada a las ventas. Además, para el 16,2 % de los autónomos esta caída ha sido del 8 0% de su facturación y para el 53,7 % de los autónomos la caída ha sido entre un 40 y un 60 %. Sólo un 2,6 % de los autónomos ha visto incrementada su facturación en estos cinco meses comparada con los cinco primeros meses de 2019.