SHARE
Los autónomos podrían tener que abonar la mitad de su cuota mensual para poder prorrogar la prestación

El Gobierno se plantea la opción de cobrar la mitad de la cuota mensual de la Seguridad Social a aquellos autónomos que quieran seguir percibiendo la prestación extraordinaria por el descenso de su actividad, aunque la medida no es firme aún y tampoco afectaría a los trabajadores que puedan justificar que continúan manteniendo una caída sustancial de su facturación.

En principio, la fecha prevista para la finalización de esta prestación por cese de actividad de los autónomos es el próximo 30 de junio, una vez finalizado el Estado de Alarma y vuelta la actividad a una situación de virtual normalidad, por lo que la decisión tiene que tomarse en los próximos días, junto también con la referida a la prolongación o no de los expedientes de regulación temporal de empleo. José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, se mostró partidario de ampliar la ayuda, pero no hizo alusión a los detalles y las condiciones en las que debería prolongarse, si se restringirá a los sectores más afectados y hasta cuándo podría llegar la prórroga. Hasta ahora han recibido la ayuda alrededor de 1,2 millones de autónomos, más o menos la mitad de los trabajadores por cuenta propia, que además se han visto beneficiados por la exención del pago de la citada cuota a la Seguridad Social.

El Ejecutivo debate esta situación y quiere llegar a un acuerdo con las organizaciones de autónomos y podría plantearles que los beneficiados asuman el 50 % de la cuota mensual, mientras que la Tesorería General de la Seguridad Social pague la otra mitad. La actividad de los autónomos se ha retomado en casi su totalidad, pero la media de la misma ha descendido en torno a un 60 % en el sector con respecto a 2019, lo que está dificultando seriamente la supervivencia laboral y empresarial de muchos de ellos.

En el caso de los ERTE´s, es una cuestión que está motivando divergencias entre las organizaciones empresariales y el Gobierno. Mientras aquellas solicitan que mantengan las exoneraciones en las cotizaciones sociales, el Ejecutivo no se ha manifestado aún sobre las condiciones en las que se mantendrán. Está previsto que este mismo miércoles, se reúna con las propias patronales y los sindicatos mayoritarios para intentar llegar a un acuerdo al respecto. En la propuesta enviada por el Gobierno no se explicitan todos los detalles respecto de esas exoneraciones, por lo que los interlocutores sociales no se habían pronunciado todavía al respecto. Sí ha trascendido de la propuesta del Gobierno que no se permitirían las horas extra en las empresas aún afectadas por los ERTE´s y también que se mantendría el hecho de que la empresa afectada pague menos cotización por el empleado que ha recuperado la actividad que por aquél que aún no lo ha hecho. Sin embargo, las patronales no se muestran partidarias de ello. No obstante el acuerdo debe llegar también antes de la semana próxima.