SHARE
El Consejo de Economistas anuncia que las ayudas obtenidas por el COVID-19 no están exentas de impuestos

En relación con las ayudas y subsidios aprobados por el Gobierno o por cualquier otra administración pública y motivados por la situación derivada del Estado de Alarma por el COVID-19, el Consejo General de Economistas ha recordado que estas prestaciones están sujetas a IRPF y aquellos que las perciben se pueden ver obligados a tributar por ellas. Así debería ocurrir en muchos de los casos relacionados con los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE). Para que no fuera así sería preciso que fuesen declaradas exentas. El Consejo cree que se podría introducir un parámetro de referencia en los casos de rentas bajas y situaciones de exclusión, pero sólo en ellos, porque en el caso de que las rentas alcancen niveles superiores, los contribuyentes sí deben tributar por sus ingresos, aunque procedan de una ayuda pública.

El propio Consejo ha transmitido a las Administraciones Públicas una serie de consejos relacionados con la gestión de estas ayudas derivadas del COVID-19 y, entre otras cuestiones, solicitan deducciones para las empresas que incorporen personal a sus plantillas o también para las que asuman gastos del teletrabajo. En concreto proponen una deducción proporcional al incremento de plantilla que registre la empresa desde el comienzo del Estado de Alarma hasta un año después del inicio del mismo.

Otras deducciones propuestas por el Consejo consisten en generar nuevas deducciones para las empresas y que, dentro la crisis, puedan compensar los gastos extra a los que ha obligado el coronavirus. Asimismo son partidarios de premiar las donaciones materiales, sociales y económicas de las empresas durante la crisis con deducciones de entre el 50 % y el 100 % de estas contribuciones. Por último y con respecto a la reforma que prevé el Gobierno para el Impuesto de Sociedades, para que el tipo efectivo sea del 15 % en grandes empresas, desde el Consejo General de Economistas  creen que se verán afectadas muy pocas empresas.