SHARE
Luis García, director editorial de Instaladores 2.0

Esta edición del newsletter de Instaladores 2.0 representa la número 500 de su historia. Una cifra redonda para acompañar a otra, que son los 7 años que el boletín acaba de cumplir desde su primera cita, allá por el 8 de abril de 2015. En este tiempo hemos atravesado una pandemia que deja dos años ya de duras restricciones y con la que hemos aprendido a convivir como si no fuera más que un vecino antipático, aunque sabemos bien que ha sido más que eso y todavía puede volver a serlo.

 

Sin embargo, puede decirse que muchos de los asuntos de los que hablábamos entonces, al comienzo de esta aventura, son los mismos de los que seguimos hablando hoy: las energías renovables, el autoconsumo, la transformación digital, los espacios y las ciudades inteligentes, la movilidad eléctrica… Un abanico de opciones con las que enriquecer el sector y las profesiones que viven de él y con él, apadrinadas todas ellas por el progreso tecnológico y el desarrollo con los que miran al futuro.

Eran una realidad hace siete años y lo hoy lo son todavía más, cada una en su medida, en función de lo presentes que están en nuestro día a día, pero en conjunto forman parte de los argumentos que nos persuaden de que estamos en el escenario idóneo para encarar ese futuro que es todo lo que tenemos por delante.

 

“Casi 5.000 noticias, 500 boletines y 7 años después, nos parece importante ratificar las premisas con las que nacimos”

 

 

Y lo paradójico es que ahora se mezclan también con dificultades que creíamos más propias del pasado, problemas con el suministro de materias primas y su encarecimiento, un escenario de inestabilidad de precios energéticos sin precedentes y la creciente idea de que todo lo que se deriva de la globalización galopante que hemos vivido en las últimas décadas es ahora la fuente de los problemas que han sido y, probablemente, de los que serán, ya se trate de un virus que se propaga vertiginosamente, de un autócrata megalómano o de cualquier otra novedad por venir. Ese hecho supone un riesgo en sí mismo, por lo que tiene de posible retroceso y de freno al progreso que representa todo lo anterior, sobre todo si se interpreta que más aislados vivimos mejor y se sigue al pie de la letra aquello de que más vale malo conocido…  

Por eso, casi 5.000 noticias, 500 boletines y 7 años después, nos parece importante ratificar las premisas con las que nacimos, como por ejemplo “estar a la vanguardia de las nuevas posibilidades por las que ha de desarrollarse un sector que se halla en plena transformación”. Apostar por el futuro es el único axioma ineludible y hacerlo conlleva creer en que el avance y el proceso de transformación que vivimos nos va a llevar a un escenario mejor, incluso con todas las trabas que surjan por el camino. Y lo contaremos seguro en las siguientes 5.000 noticias y los próximos 500 boletines.