SHARE
Guerra de marcas de Gran Consumo en torno a la Energía y la Movilidad Eléctrica

Iberdrola acaba de dar otro paso en la carrera por la Movilidad Eléctrica, a través de acuerdos para nuevas alianzas, en este caso con el grupo de centros comerciales Eroski, y la cadena de restauración Burger King, que se añaden al que ya ha firmado con las estaciones de servicio de Avia y que servirán para facilitar el despliegue de puntos de recarga rápida que la eléctrica acaba de anunciar recientemente, un plan que incluye el despliegue de 25.000 puntos de recarga en cuatro años.

Es parte de la respuesta de las eléctricas a la iniciativa de las grandes petroleras, como es el caso de Repsol y Cepsa, que han entrado de lleno en el ámbito de la energía, promocionando servicios y ofertas conjuntas de luz y gas. Paralelamente, las compañías eléctricas han contraaatacado con el despliegue de sus redes de electrolineras, ante el crecimiento de las ventas de vehículos propulsados por baterías. Para ello, los acuerdos con empresas con emplazamiento estratégico de circulación y estacionamiento de vehículos resultan idóneos. Endesa ultima alianzas en este sentido con Decathlon, Indigo o Saba y estudia otras con Carrefour o McDonald´s.

Todo esto panorama de cambios y establecimiento de acuerdos tiene lugar en un momento en el que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha dictado una resolución jurídicamente vinculante que obliga a varias de las sociedades de los principales grupos de energía, como es el caso de las propias Endesa e Iberdrola o de Naturgy, a que cambien su imagen de marca para que los consumidores puedan identificar claramente a la compañía. La CNMC les ha otorgado un plazo de seis meses para que efectúen los cambios pertinentes en la información, presentación e imagen de marca entre matrices y filiales.