SHARE
Sergio Pomar, presidente de Feníe Energía y representante de Fenie en la Mesa por el Autoconsumo

Sergio Pomar es presidente de Feníe Energía desde el año 2015, cuenta con más de 40 años de experiencia en el sector eléctrico y es miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Empresarios Instaladores Eléctricos, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia. Asimismo representa a FENIE en la mesa estatal por el autoconsumo.

Con el impuesto al sol y el recorte de las primas, España se ha posicionado en contra de las energías renovables. Desde FENIE se han reunido con los diferentes grupos parlamentarios y les han presentado propuestas, ¿qué acogida han tenido y cuáles son los frutos que esperan?

FENIE está en la mesa del autoconsumo desde 2010 y ha sido delegada por Confemetal como representante ante los partidos políticos en esta cuestión. Nos hemos reunido con todos los grupos políticos, PSOE, Podemos, ER, C’s y PP, y les entregamos el documento que elaboramos y que surge a partir de las afirmaciones del Secretario de Estado de Energía. También hemos trabajado con todos los partidos excepto PP y UPN en las proposiciones de ley presentadas el pasado 25 de enero y que luego, dos meses más tarde, sucumbieron por el cambio de parecer de C’s frente a la amenaza del Gobierno. La Ley le permite al Ejecutivo dos vías para paralizar el proyecto, bien por la vía económica porque considere que afecta a los presupuestos generales del estado, o directamente a través del Tribunal Constitucional, donde el proceso podría tardar años, así nos lo explicó luego C’s en una reunión posterior.

Sergio Pomar, presidente de Feníe Energía y representante de Fenie en la Mesa por el Autoconsumo

“Bruselas ha tirado de las orejas a España en varias ocasiones porque existen diversas directivas que no han sido traspuestas adecuadamente a la regulación española”

 

¿Cómo prevé la evolución del autoconsumo y de la generación distribuida a corto plazo? ¿Cree que Bruselas puede ayudar a cambiar la situación?

La legislación ahora mismo no prohíbe el autoconsumo en instalaciones de menos de 10 kW, y existe mucha confusión mediática y social al respecto. Hoy por hoy no está prohibido, es complejo y el marco regulatorio es bastante desanimador, pero no hay que perder de vista su importancia. Nosotros, y yo en particular, somos positivos, queremos cambiar de un modelo de “impuesto al sol” a un modelo de “aprovechemos el sol”, pero para ello deben cambiar muchas cosas, debe existir seguridad jurídica para que con un marco regulador estable se pueda poner en marcha el mercado. En nuestras reuniones con grupos políticos hemos visto predisposición, siempre que no haya un interés especulativo para conseguir que arranque.

Bruselas ha tirado de las orejas a España en varias ocasiones porque existen diversas directivas que no han sido traspuestas adecuadamente a la regulación española, varias relacionadas con las renovables, pero por ahora el Reino de España hace oídos sordos a todos esos llamamientos. Espero que en breve la posición de Bruselas, en fase previa a una sanción, lleve al Gobierno a adoptar la normativa adecuada.

EnerAgen hace una apuesta decidida por el autoconsumo. ¿qué razones cree que siguen bloqueando el desarrollo de las renovables en nuestro país? ¿Han promovido algún acuerdo con la asociación para potenciar y facilitar las tareas administrativas que deben realizar las empresas instaladoras?

FENIE tiene un contacto continuo con EnerAgen, la Asociación de Agencias de Españolas de Gestión de la Energía, que agrupa a agencias regionales y locales de diferente signo político con un objetivo común en torno a la promoción de la eficiencia energética. Hemos tenido reuniones con los diferentes entes y la propia EnerAgen para colaborar en la simplificación de los trámites del autoconsumo. Queda reflejado en nuestro decálogo de puntos, presentado a todos los partidos políticos, que la inclusión de los trámites conforme al REBT reduciría costes y plazos.

Es complicado entender las causas del Gobierno para ir contra las energías renovables, y en concreto en contra del autoconsumo, se justifican en criterios técnicos y económicos, como una menor reducción de los ingresos vía impuestos. En mi opinión todo son puntos de vista muy cortoplacistas, puesto que un aumento del autoconsumo producirá una mejora de los impuestos a través de una mayor recaudación por IVA e IRPF. Ya lo hemos demostrado en nuestro documento entregado a los partidos políticos.

El vehículo eléctrico va a cargar más las redes eléctricas, y siendo el auto consumo una solución perfecta en dicho caso ¿cree que las empresas instaladoras están preparadas para los retos futuros que vienen?

El vehículo eléctrico es una realidad, el cambio del modelo de combustibles fósiles a uno de bajas emisiones de CO2 está aquí y es lo que se ha estado impulsando desde Feníe Energía y FENIE. El principal inconveniente es la duración de las baterías, hay gran cantidad de puntos de recarga, pero son necesarios muchos más, hasta igualarnos al resto de países europeos. Las empresas instaladoras están muy preparadas, llevamos tiempo apoyando y fomentando la formación en el vehículo eléctrico tanto desde FENIE como desde Fenie Energía.

Fenie Energía ha apoyado la implantación de puntos de recarga en multitud de localizaciones, cada semana se inauguran 2 ó 3 puntos por parte de las asociaciones y las empresas instaladoras en una clara apuesta y esfuerzo por apoyar el vehículo eléctrico. Hemos desarrollado una app que permite ver en tiempo real el estado del punto y reservarlo para tu vehículo. Queda trabajo por hacer, pero estamos preparados.