SHARE
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica

Durante su intervención este lunes en el VII Simposio Empresarial Internacional Funseam, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera ha abogado por un “cierre ordenado” de las centrales nucleares y ha puntualizado que dicho cierre requiere “recursos suficientes”. En este sentido, Ribera también ha esbozado la posibilidad de que para sufragar el coste pueda llegar a ser incrementada la tasa que pagan las compañías eléctricas para sufragar este cierre y desmantelamiento de las centrales nucleares.

La empresa pública Enresa se encargará de diseñar un plan específico sobre el proceso y en él serán contempladas todas las medidas que resulten más viables. Precisamente será la propia Enresa quién deba también pronunciarse sobre la conveniencia o no de que la tasa que pagan las eléctricas sea incrementada. La empresa pública es la encargada de la gestión de los residuos nucleares y tiene como cometido presentar, antes del próximo verano, un nuevo plan general de residuos por encargo del Gobierno que dirige Pedro Sánchez. Además, Ribera también ha recomendado a las empresas titulares de dichas centrales nucleares que elaboren de forma acordada un calendario para ordenar el cierre y efectuarlo de la forma más solvente posible. En este sentido, ha puntualizado que “hay que velar por la seguridad del suministro, por la seguridad nuclear, y eso es lo que pretende el Plan Nacional Integral de Energía y Clima, pero la decisión sobre cuándo se cierran la debe tomar cada central nuclear”.