SHARE
La CNMC sanciona a Endesa por incumplir los requisitos de formalización y apoderamiento de los clientes

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha multado con 170.000 euros a Endesa Energía por 17 infracciones leves; 14 contrarias a la Ley del Sector Eléctrico y 3 a la Ley del Sector de Hidrocarburos, por irregularidades en la formalización de los contratos de suministro de energía eléctrica y de gas natural, y con 90.000 euros por haber cambiado de compañía a un particular sin su consentimiento. Ambas son consideradas como infracciones leves y durante su investigación, la CNMC comprobó que Endesa Energía incumplió con su obligación de contar en todo momento con la documentación que acreditase la voluntad del cliente de cambiarse de suministrador para 14 contratos de suministro eléctrico. Igualmente, detectó esta práctica en otros 3 contratos de suministro de gas natural, de los que tampoco disponía de la documentación exigida por Ley.

Por otra parte, la CNMC recibió la denuncia de un consumidor, a través de la Consejería de Economía, Industria, Comercio del Gobierno de Canarias, que reclamaba que Endesa Energía le había cambiado de comercializador de electricidad sin su consentimiento en tres propiedades que previamente fueron de un familiar fallecido meses antes. En consecuencia, la compañía ha sido multada con 90.000 euros por haber cometido tres infracciones leves, según Ley del Sector Eléctrico. La compañía es reincidente en este tipo de prácticas porque ya había sido multada por Competencia, recientemente además. En concreto fue sancionada con 30.000 euros por incumplir los requisitos de contratación con los clientes, y anteriormente con 120.000 euros más por dar de alta a clientes sin contar con su consentimiento. Meses antes, esta compañía también fue sancionada con 30.000 euros por una práctica similar. Adicionalmente, en 2017 la Comisión multó a cuatro comercializadoras de electricidad y gas natural (Endesa Energía, Iberdrola Clientes, Gas Natural Servicios y Viesgo Energía) con un total de 155.000 euros por las mismas prácticas.

La CNMC insiste en que las comercializadoras de electricidad y gas natural deben cumplir los requisitos fijados por la Ley cuando formalizan sus contratos y muy especialmente cuando se trata de consumidores vulnerables. Asimismo, recuerda que el Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, ha prohibido las ventas en el domicilio, salvo que exista petición expresa por parte de los consumidores y sea por iniciativa suya. También el pasado septiembre obligó a los principales grupos energéticos a cambiar su imagen de marca para que los clientes puedan distinguir entre la empresa comercializadora que ofrece la tarifa regulada (PVPC), en electricidad, y (TUR), en gas, y la que actúa en el mercado libre.