SHARE
El sector energético es el segundo peor valorado por los consumidores

El sector energético es el segundo peor valorado por los consumidores, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, debido a los altos precios, a la falta de transparencia y al mal servicio prestado. En concreto, España es uno de los países de la Unión Europea donde más se paga por la luz -solo por detrás de Bélgica e Irlanda– por ejemplo en 2019 el precio alcanzó un récord histórico, según datos del servicio de estadística de la Unión Europea, Eurostat.

No obstante, la llegada de nuevas compañías de energía renovable está cambiando las reglas del mercado. Hasta ahora, más del 85% del mercado energético ha estado dominado por tres grandes compañías, que han centralizado y monopolizado durante décadas el sector. Sin embargo, los consumidores se favorecen de ese cambio de reglas, a través de compañía que apuestan por energía verde y un servicio centrado en el usuario a diferencia de las compañías tradicionales que mantienen una estructura más rígida y están basadas en centrales con gran emisión de gases de efecto invernadero.

Una de ellas es Bulb, una startup energética que ha crecido en el Reino Unido hasta alcanzar los 1,6 millones de usuarios. Ahora llega a España para contribuir a la transformación del sector energético y está preparando su lanzamiento oficial tras conectar a la primera casa con electricidad 100% verde a finales de 2019. El nuevo modelo sostenible que ofrece incluye una tarifa inteligente que quiere propiciar ahorros en la factura de entre 100 y 150 euros, a través de una electricidad 100% verde (solar, eólica e hidráulica) procedente de generadores de renovables en España. Además, entre sus objetivos está el de ofrecer un servicio transparente y de comunicación constante, que permita al consumidor comprender la factura de la luz y el producto que contrata, a través de una factura simplificada.