SHARE
Según una encuesta de Adime el 83 % de los distribuidores reciben peticiones para el aplazamiento de pagos

9 de cada 10 empresas distribuidoras auguran un impacto negativo en sus empresas como consecuencia de la crisis económica generada por la situación de emergencia sanitaria. El dato se obtiene a partir de una encuesta online que la Asociación Nacional de Almacenistas Distribuidores de Material Eléctrico ha llevado a cabo entre todos sus asociados para conocer de primera mano su impresión sobre la evolución de la crisis y cómo está afectando al colectivo. La muestra tuvo lugar entre los pasados 26 de marzo y 3 de abril celebrada y contó con la participación de un total de 73 empresas distribuidoras.

Otra de las conclusiones se refiere a las peticiones de aplazamientos de vencimientos recibidas en las empresas por parte de sus clientes. En concreto un 83 % de los asociados aseguran que son un hecho, mientras que el porcentaje que representa sobre los vencimientos de dicho periodo se sitúa en el 16%. Por su parte y respecto de la cancelación de pedidos se situaría en el 36 %.

En el apartado laboral, según los datos obtenidos hasta el día 3 de abril, el sector de la distribución de material eléctrico situaba en un 34 % el porcentaje de trabajadores que están teletrabajando. Y confirma, además, que entre sus plantillas hay un 4 % de casos afectados por el COVID-19. Hasta la fecha de finalización de este estudio, el 78 % de las empresas ha solicitado o tenían la intención de solicitar en los próximos días un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

En cuanto a la valoración de las medidas económicas desarrollas por el Gobierno, un 95 % de los socios las consideran insuficientes.  Para revertir la situación, los asociados de Adime apuestan por el desarrollo de propuestas económicas efectivas, que contemplen mayor flexibilidad y adaptación a la situación. Medidas diversas conjugadas con la idea de contención del impacto negativo sobre la actividad y que permitan el avance y el reposicionamiento hacia escenarios más favorables para facilitar la viabilidad de parte del colectivo distribuidor.  Adime quiere agradecer la participación de sus socios en el análisis y les insta a “trabajar como conjunto, a fortalecer la cadena de valor de todo el sector y a promover iniciativas que ayuden a consolidarlo y a avanzarnos a las nuevas necesidades”.