SHARE
3 de cada 4 trabajadores quieren volver a sus empresas, aunque apuestan por combinarlo con el teletrabajo

Aparecen ya los primeros estudios sobre la valoración que los españoles hacen de la experiencia del teletrabajo después de 6 semanas en la que esta práctica laboral se haya generalizado en numerosos colectivos laborales. Durante el Estado de Alarma, han sido cientos de miles los trabajadores que han debido ponerlo en práctica por primera vez y ya se aventura que el modelo podría ser mucho más habitual en un futuro próximo.

Principales conclusiones

Un estudio elaborado por Actiu concluye que el 73 % de los españoles desean volver a sus empresas aunque les gustaría teletrabajar algún día de la semana. Sin embargo, sólo un 16 % de los encuestados querría teletrabajar plenamente y un 10 % más señala que no querría hacerlo nunca. La encuesta se ha llevado a cabo entre casi 400 profesionales de múltiples perfiles, de empresas de diferentes sectores y lugares geográficos también distintos del país. Por perfiles laborales, el 18 % de los encuestados tiene un trabajo administrativo, el 16 % de marketing y comunicación, el 13 % de gestión de equipos, el 9 % comercial, el 6 % financiero, el 5 % relacionado con las TIC, otro 5 % con la creatividad y el diseño, un 1 % de soporte y el resto, un 23 %, otros perfiles.

En general, los encuestados se muestran satisfechos con las posibilidades para desarrollar su trabajo fuera de la oficina, un 45 % pudo hacerlo sin dificultad alguna y un 31 % más lo hicieron con algunos problemas. Además, el 77 % aseguró disponer de las herramientas necesarias, mientras el 18 % afirmaba que no tener las suficientes y el 4% carecer por completo de ellas. Para un 63 %, los niveles de productividad son similares, mientras el 36 % considera que no lo son.

Organización

Los encuestados también valoraron su propia organización a la hora de desarrollar el teletrabajo. Un 76 % cuenta con un lugar específico para ello, mientras el 24 % restante debe compartir la estancia. El 45 % mantiene idéntico horario que en la oficina y el 55 %, es flexible en su cumplimiento. En cuanto la coordinación con la empresa, también el 45 % afirma que la empresa les ha dejado que se organicen a su aire, mientras el 39 % asegura que tiene unas tareas a realizar, el 29 % que trabaja de acuerdo a unos objetivos, y el 24 % dispone de un sistema de fichaje.

Principales desventajas del telebrabajo

Por orden de importancia, el 56 % de los encuestados echan en falta una mayor relación con los compañeros, el 33 % momentos de desconexión, el 32 % un espacio y mobiliario adecuado y el 22 % herramientas tecnológicas ágiles y flexibles. Para un 46 % lo peor es tener la sensación de no parar de trabajar; mientras un 36 % piensa que lo más nocivo es la falta de interacción con los compañeros; Un 35 % la falta de interacción con el equipo; un 29 % no salir de casa; un 27 %, la falta de actividad física; y un 16 % perder la vinculación con la empresa. Además, un 30 % cree que el teletrabajo puede ser un hándicap en su progreso laboral, frente al 70 % que considera que no lo es.