Las empresas podrán descontar en la nómina los retrasos de sus empleados

Las empresas podrán descontar en la nómina los retrasos de sus empleados

119
SHARE
Las empresas podrán descontar en la nómina los retrasos de sus empleados

La Audiencia Nacional acaba de avalar en una sentencia que las empresas puedan descontar en la nómina de sus empleados las sanciones por llegar tarde al puesto laboral (Pinche aquí si el enlace anterior no le funciona para leer la sentencia 82:2019 de 20 de junio de 2019 de la Audiencia Nacional). Este fallo está fechado el pasado mes de junio, pero se ha hecho público ahora y supone desestimar una demanda interpuesta por el sindicato CGT contra la empresa Atento, cuya práctica se basa en que, una vez registrada la hora exacta de entrada al trabajo en el fichaje, se efectúa un cálculo y el consiguiente descuento automático del tiempo no trabajado. La reclamación de CGT se basaba en que la jornada tenía un cómputo anual y los empleados podían compensar los retrasos, alargando sus jornadas o anticipándolas otros días.

La sentencia rechaza que la medida suponga una doble sanción, «cuando no existe una efectiva prestación de servicios por parte del trabajador, no se devenga salario alguno». Esto es, si el trabajador no ha percibido remuneración alguna tras el tiempo trabajado, no puede existir sanción sobre este, “la detracción de salarios obedece al lógico desarrollo dinámico de un contrato de naturaleza bilateral y sinalagmática». También añade que la práctica no significa “el ejercicio de potestad disciplinaria alguna”, que podría mantenerse a su vez independientemente de éstas.

Además, el fallo de la Audiencia asegura también que el artículo 30 del Estatuto de los Trabajadores obliga al empresario a abonar los salarios devengados en aquellos supuestos en que el trabajador no pueda prestar servicios por causa imputable al empleador. «Lo que al contrario implica que si se encuentra dispensado de retribuir aquellos periodos en los que la falta de prestación de servicios sea imputable al trabajador», concluye la sentencia 82:2019 de 20 de junio.

Para que sea de aplicación esta sentencia, la empresa debe disponer de un sistema de control horario de los trabajadores, tal y como se establece obligatorio desde el pasado mes de mayo.