SHARE
Cepyme recomienda a sus asociados disponer de un delegado de protección de datos

A partir del próximo mes de mayo es de obligado cumplimiento el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD). La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa, Cepyme, agrupa a más de dos millones de pymes y autónomos a través de más de 150 organizaciones empresariales y ahora les recomienda a todos ellos contar con un Delegado de Protección de Datos (DPO) en su empresa, una figura que sólo es obligatoria en algunos casos, pero que sería de gran ayuda para el colectivo en lo que respecta a la gestión de su privacidad. Según el asesor en esta materia de la Confederación, Julio Fernández, el perfil especializado del DPO “debe asegurar el buen funcionamiento de la pyme, evitando el mal uso de los datos lo que conllevaría a una sanción de la Agencia”. No obstante, también añade que la amplia mayoría de los ficheros que las pymes y autónomos manipulan no tienen un riesgo elevado. El nuevo Reglamento supone para ellos un esfuerzo de actualización, aunque las medidas de seguridad a aplicar lo serán en función del tipo de datos y el riesgo. Fernández considera fundamental “la concienciación y la educación de las pymes” para lograr esta adecuación.

La Confederación está efectuando diversas jornadas de divulgación para llegar a ellas para las que está contando con la colaboración de la Agencia Española de Protección de Datos. Existen estudios que afirman que más de la mitad de las pequeñas y medianas empresas desconocen la nueva normativa o, al menos, no están familiarizadas con ella, aunque para Cepyme esas cifras son más abultadas que la realidad que describen. El nuevo RGPD implica un mayor empleo de recursos –bien internos, bien externos- para cumplir con él, aunque todo depende del riesgo del tratamiento de los datos que utilice la empresa en cuestión, desde la Confederación se trata de favorecer una acción proactiva, que permita adelantarse a cualquier problema. Todo ello para evitar situaciones que podrían acarrear las elevadas sanciones contempladas en el Reglamento, aunque desde Cepyme también se confía en el mecanismo de mediación entre la pyme y la Agencia de Protección de Datos.

Ceoe y Cepyme han presentado la herramienta Facilita RGPD, que quiere ofrecer ayuda a pymes y autónomos en la gestión de la privacidad. En menos de media hora, una pyme puede cumplimentar un cuestionario y generar la documentación que se necesita para informar y pedir consentimiento, obtener contratos con otras empresas y también un informe de seguridad.