SHARE
Contador antiguo en casa con Bono Social

En octubre del año pasado se aprobó el Real Decreto 897/2017 y posteriormente la Orden ETU 943/2017 que regulaba la figura del consumidor vulnerable, requisito indispensable para aplicar el Bono Social. Con la publicación en el BOE del Real Decreto-Ley 15/2018 se han realizado modificaciones que son importantes para los consumidores, tanto para solicitar esta medida como la cantidad de energía que pueden utilizar.

El Bono Social es un descuento regulado por el Gobierno, que pretende proteger a los hogares que son considerados vulnerables desde un punto de vista energético, según los criterios establecidos en el Real Decreto 897/2017. Este descuento se aplica en la factura de la luz directamente y está limitado a unas cantidades máximas mensuales y a una serie de condiciones que intentaremos desgranar en este artículo.

El Bono Social ha de solicitarse explícitamente, anteriormente se podía aplicar por las compañías directamente cumpliendo una serie de requisitos, pero desde octubre de 2017 es necesaria la solicitud del mismo, además de justificar algunos de los requisitos exigidos, aunque se ha extendido el plazo de solicitud del mismo hasta finales de 2018:

– Tener contratada la tarifa eléctrica PVPC. Esta medida no se aplica a los consumidores en mercado libre.

– Tener contratados menos de 10 kW de potencia, da igual si el suministro es con discriminación horaria o sin ella.

– Ser considerado alguno de estos tipos de consumidor:

· consumidor vulnerable,

· consumidor vulnearable severo, o

· consumidor vulnerable severo en riesgo de exclusión social.

Vamos a detallar la cantidad de energía que está incluida en el bono social y las características de cada uno de los tipos de consumidores.

Límites de consumo incluidos en el Bono Social

El anterior Bono Social no tenía límite de consumo, pero tras la modificación del Real Decreto 897/2017 y el Real Decreto-Ley 15/2018 se han establecido límites a la cantidad de energía que puede disfrutar del descuento para los consumidores vulnerables y vulnerables severos cada año. Sin embargo, los consumidores en riesgo de exclusión social no tienen estos límites.

Pensionistas: hasta 1.932 kWh de electricidad.

Familias numerosas: 4.140 kWh en el total del año.

Consumidores que no tengan menores a su cargo: 1.380 kWh cada año.

Consumidores con un menor a su cargo, hasta 1.932 kWh por año.

– Consumidores con dos menores a su cargo podrán disfrutar hasta los 2.346 kWh por año de Bono Social.

Consumidor vulnerable

El titular del suministro deberá ser el consumidor considerado vulnerable y sólo podrá aplicarse a personas físicas. Obtendrá un 25% de descuento en la factura, en todos los términos que aparezca en la misma, ya sea el término de potencia o el consumo.

Requisitos de suministro

El límite de potencia para poder acceder son 10 kW. Coincidente con el valor por el que hay que pasar a mercado libre.

Requisitos económicos

El nivel de renta es otro de los criterios que debe cumplirse para acceder al Bono Social y en este caso está referenciado al IPREM, un indicador sobre los ingresos mínimos que debe tener cada unidad familiar y cuya cifra para el año 2018 en 14 pagas es de 7.519,59 €. Para poder considerarse consumidor vulnerable será necesario cumplir alguno de los siguientes criterios:

a.- Si no hay una unidad familiar o si no tiene menores a su cargo, podrá tener unos ingresos anuales como máximo de 11.279,39 € en 12 o 14 pagas (1,5 veces el IPREM).

b.- Si tuviera un único menor a su cargo, los ingresos se elevarían hasta 15.039,18 € (2 veces el IPREM).

c.- Si tuviera dos menores a su cargo, entonces serán de 18.798,98 € (2,5 veces el IPREM).

Estas cifras de ingresos se pueden ver ampliadas si algún miembro de la unidad familiar cumple alguno de los siguientes supuestos, y esto incrementará el límite de ingresos en 3.759,80 € (0,5 veces el IPREM):

1.- Que tenga reconocida una discapacidad de al menos el 33%, sea víctima de género o de violencia terrorista.

2.- Que tenga un grado de dependencia 2 o 3.

3.- Que se trata de una familia monoparental con cargo de al menos un hijo.

Para las familias numerosas el Bono Social es de aplicación siempre que cumplan los requisitos de suministro.

Los pensionistas podrán solicitar el Bono Social siempre que todos los miembros de la unidad familiar perciban la pensión mínima y no perciban por otros tipo de ingresos más de 500 € al año. Si hubiera un miembro de la unidad familiar con ingresos deberán considerarse los requisitos económicos generales.

Consumidor vulnerable severo

Este tipo de consumidores contará con un 40% de descuento en la factura siempre que se cumplan alguno de los siguientes criterios, además de los propios del consumidor vulnerable.

Que tengan ingresos de menos del 50% de los requisitos económicos anteriores

– En el caso de pensionistas, que tengan ingresos inferiores o iguales a 1 vez el IPREM (7.519,59 €).

– Las familias numerosas, cuando cuenten con ingresos inferiores a 2 veces el IPREM (15.039,18 €)

Consumidores vulnerables severos con riesgo de exclusión social

Todos aquellos consumidores que estén siendo atendidos por los servicios sociales de la comunidad autónoma de residencia o la administración local de su zona de residencia y que les estén pagando el 50% o más de la factura de electricidad.