SHARE

Iván Gimeno dirige, desde enero del pasado año, el Área de Desarrollo de Negocio de Rittal, firma en la que desempeña diferentes responsabilidades desde el año 2005. Es ingeniero de telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Catalunya y cuenta con un máster en Business Administration.

 

La era de la Industria 4.0 se plantea ahora mismo más como un reto y un hito en el desarrollo tecnológico que marcará el futuro de la Industria, que como una realidad consolidada, ¿cómo afronta Rittal este proceso y qué objetivos se ha planteado lograr en él?

Rittal es una empresa involucrada en el concepto, desarrollo e implantación de Industria 4.0 desde el mismo lanzamiento de la idea a comienzos de la década y forma parte de las empresas que crearon el mensaje y las herramientas, junto con el Gobierno Alemán.

Incluso las propias inversiones de la matriz de Rittal, el Friedhelm Loh Group, contemplan equipar los procesos productivos de nuestras fábricas en Europa, sólo en base a las tecnologías Industria 4.0 que permitan seguir en la senda de la competitividad y la calidad.

Nuestro objetivo es tomar partido en la vanguardia de la Industria 4.0 y para ello hemos desarrollado todas las novedades de los últimos años teniendo en cuenta que cualquier producto incorporado al mercado debe estar preparado para cumplir con las exigencias y directrices que marcarán el mercado industrial en un futuro inmediato.

 

«Eplan es una filial de Rittal International y ambas compañías formamos parte del Friedhelm Loh Group»

 

¿Cómo se desarrolla la alianza con Eplan, qué ventajas aporta y cuál es el objetivo de llevarla a cabo?

Eplan es una filial de Rittal International y ambas compañías formamos parte del Friedhelm Loh Group. La estrategia del grupo pasa por hacer converger cada vez más las tecnologías, los servicios de consultoría y los productos que ofrecemos en el entorno de Industria 4.0.

Las ventajas para nuestros clientes con esta profunda colaboración de ambas compañías son enormes. Desde un único proveedor obtienen la plataforma de ingeniería, las herramientas para la consultoría de la producción de cuadros eléctricos y un completo portafolio de productos adaptados a la producción automatizada.

 

¿En qué sentido las dos empresas se benefician de la ventaja de trabajar en conjunto? ¿Existe complementariedad?

Eplan se ha convertido en el estándar de mercado de la ingeniería industrial y su Data Portal alberga los productos de cientos de fabricantes y miles de referencias de la industria de la integración eléctrica, mecánica y neumática.

La complementariedad entre Rittal y Eplan está en ese punto. Rittal es parte muy destacada en Data Portal. Nuestro objetivo es que la eficiencia y la eficacia en el diseño de cualquier ingeniería de producto o proceso sea tan grande que los usuarios experimenten la inmersión en el concepto de Industria 4.0 desde el momento de la concepción de su proyecto.

Por su lado, Eplan se beneficia de la experiencia de Rittal en la mecatrónica. No hay producto en el mercado de la envolvente industrial, incluida su climatización y la distribución de potencia, que no haya sido testeado en cada sector industrial imaginable.

 

El proceso de fabricación de cuadros eléctricos a medida, con la intervención del propio profesional en el diseño a través de los soportes digitales parece de gran complejidad, ¿en qué medida creen los profesionales de la instalación que están lejos aún de ello y cómo cree que se puede lograr acercarlos a estas nuevas opciones?

Es cierto que los fabricantes de cuadros eléctricos, tanto los especialistas en subcontratación como los fabricantes de maquinaria que producen cuadros en sus procesos, están tomando conciencia de la conveniencia de implantar soluciones de Industria 4.0. Sin embargo, las velocidades de implantación son dispares y la competitividad podría verse en entredicho para algunas empresas.

Estas empresas pueden aproximarse a las nuevas tendencias de mercado, abandonando ciertos procesos manuales para abordar la automatización de parte de la producción que no aporte valor. Rittal y Eplan aportamos consultores que pueden orientar a esas empresas en su proceso de cambio.

«Nuestra compañía ha desarrollado la división Rittal Automation Systems para ofrecer al mercado una solución completa»

 

La fabricación pasa por 3 apartados: ingeniería, sistema y automatización, ¿qué relevancia le otorgan a cada uno?

Son las tres patas que sustentan nuestro “core business” en el entorno de Industria 4.0. De hecho, nuestra compañía ha desarrollado la división Rittal Automation Systems para ofrecer al mercado una solución completa. El nexo común entre los tres apartados de la fabricación es lo que llamamos “Prototipo Virtual”.

La Ingeniería es fundamental para el diseño de dicho prototipo. La fase de fabricación física debe ser la última parte. Antes de ello existe toda una plataforma de desarrollo de Eplan que ha de permitir maximizar la eficacia y acelerar el “time to market”.

El apartado de Automatización es el que provee RAS (Rittal Automation Systems). Todas las máquinas y herramientas que permiten automatizar las labores que menos valor aportan al proceso. La interface con Eplan es el hecho diferencial de todas estas soluciones.

Finalmente, el Sistema, entendido como todo el universo de productos adaptados a Eplan y RAS es la pieza final que cierra el círculo virtuoso de la fabricación de cuadros.

Industria 4.0 no es solo un concepto lanzado por profesionales del marketing, es el marco de referencia de las empresas que pretendan ser competitivas a corto plazo en un entorno que ya está completamente globalizado.