SHARE
JOSÉ MARÍA DE LA FUENTE, presidente de AGREMIA

José María de la Fuente es presidente de AGREMIA (antes Asefosam) desde hace más de 8 años y fue reelegido en mayo de 2015. También lo fue de Conaif, la Confederación Nacional. En el momento de la reeleción, De la Fuente fijó como objetivo, «contribuir a concienciar a las empresas instaladoras para que se dirijan a la diversificación de actividades, especialmente en la de electricidad».

ASEFOSAM/AGREMIA ha experimentado una evolución natural en los últimos tiempos apostando por el área eléctrica y de telecomunicaciones, ¿Cuál es el motivo que les ha llevado a realizar esta apuesta y qué valoración puede hacer del proceso en el tiempo transcurrido?

Asefosam (ahora Agremia) nació en el año 1977 como Asociación de Empresarios del sector de la fontanería y el saneamiento (de ahí las siglas que conformaban Asefosam) y ya en el año 1978 incorpora la actividad de gas a sus estatutos. Posteriormente, en los primeros años 80 incorpora la calefacción, climatización, y mantenimiento, y es en los años 90, (concretamente en 1996) atisbando que el futuro estaba en la multisectorialidad, cuando la asociación incorpora la actividad de la electricidad y las energías renovables, todo ello parejo a la evolución que el sector de las instalaciones y la energía ha experimentado.

Por tanto, no es algo de “ahora”, si bien es cierto que en los últimos años, desde la liberalización de los mercados del gas y la electricidad, que ha supuesto un cambio de modelo en la estrategia comercial de las compañías energéticas, nuestros socios nos han demandado mayores servicios en el área eléctrica.

En definitiva, las empresas que conforman Agremia están evolucionando y adaptándose a esta imparable revolución y parten con la ventaja de la multisectorialidad, ya que son empresas que han ido integrando el gas, la calefacción, la climatización, etc. Por lo tanto integrar la electricidad está siendo algo natural y relativamente sencillo. Esta ha sido la verdadera apuesta de Agremia y el resultado no puede ser más positivo.

También hay que destacar que nuestros socios tienen la ventaja y el valor añadido de disponer de la Escuela Técnica de Agremia, referente nacional en formación sectorial de las instalaciones, y lugar donde se está generando esa evolución y diversificación. Fuimos la primera Escuela técnica de Madrid en poder impartir el curso de Certificado de Profesionalidad en Electricidad en 2013.

En relación al las telecomunicaciones, nuestro acuerdo con Amiitel (asociación madrileña referente en este sector) ha sido clave para cubrir todo el espectro de las instalaciones.

  JOSÉ MARÍA DE LA FUENTE, presidente de AGREMIA

Ese paso les ha llevado también a integrarse en Fenie y a apostar también por Fenie Energía decididamente, ¿Cómo valora esta integración y qué ventajas y objetivos quiere lograr la asociación con la participación por un lado en la Federación y por el otro también en la empresa comercializadora?

Uno de los objetivos estratégicos marcados en 2014 por la Junta Directiva que presido era reforzar la posición de la Asociación en las patronales para poder ejercer como  “grupo de presión” ante administraciones públicas y otros agentes. Esto motivó hace casi dos años nuestra solicitud de incorporación a Fenie.

Por otra parte, poder formar parte de una comercializadora como Fenie Energía, es de vital importancia para Agremia, que entiende que sus empresas asociadas deben poder elegir libremente trabajar y colaborar con las energéticas que quieran, y en ese abanico no puede faltar Fenie Energía, que es una apuesta segura.

«Jaume Fornés me solicitó que, para no incomodar a nadie, nuestro ámbito de actuación fuera autonómico»

 

Para esa integración supuso un hándicap una cláusula de los estatutos de ASEFOSAM/AGREMIA que declaraba su condición de “asociación nacional”, ¿cómo se ha resuelto este problema?

La verdad es que nuestra incorporación a Fenie ha sido larga, tortuosa y complicada, ya que tuvimos que esperar casi dos años para que nuestra solicitud se votara en Junta Directiva. Finalmente el nuevo presidente y el Comité Ejecutivo posibilitaron que dicha solicitud se votara en Junta Directiva y saliera aprobada con una abrumadora mayoría. Por eso desde estas líneas quiero agradecer a Jaume Fornés, a su Comité Ejecutivo y a toda la Junta Directiva este apoyo unánime.

Por otra parte, Jaume Fornés me solicitó que, para no incomodar a nadie, nuestro ámbito de actuación fuera autonómico. Una vez valorada esta petición por nuestra Junta Directiva consideramos mucho más importante para nuestros asociados la incorporación a Fenie y Fenie Energía, que nuestros Estatutos reflejasen un ámbito nacional.

Pero con independencia de todo ello, lo importante es que hoy AGREMIA forma parte de una Federación que es referente a nivel nacional en el sector de la electricidad y las telecomunicaciones, con todo lo que ello implica, lo que sin duda beneficiará a todas y cada una de nuestras empresas asociadas, a las que nos debemos y para las que trabajamos.

«La relación con Apiem es y será de respeto y cordialidad por nuestra parte. No es la primera Junta Directiva en la que ambas estamos presentes»

 

La participación en los ámbitos eléctricos y de telecomunicaciones supone establecer una competencia directa con la asociación madrileña que tradicionalmente ha ocupado estas parcelas, ¿qué valoración hace de este hecho y cómo cree que deben ser las relaciones entre ambas, integradas las dos en la Federación Nacional?

Si algo ha caracterizado a Agremia ha sido siempre su espíritu de colaboración con otras asociaciones. Siempre hemos acogido y trabajado de la mano con asociaciones similares, de otras provincias. Como ejemplo puedo señalar las recientes colaboraciones con el Gremi de Barcelona, con Epyme de Sevilla o Asinem de Mallorca en materia formativa. Y son muchos los ejemplos de alianzas y acuerdos que siempre hemos fomentado.

La relación con Apiem es y será de respeto y cordialidad por nuestra parte. No es la primera Junta Directiva en la que ambas estamos presentes. Compartimos mesa en la Junta Directiva de Aecim (Asociación del Metal de Madrid) desde hace más de 10 años  y en el Patronato de la Fundación de la Energía desde hace más de 7 años, en muchas ocasiones defendiendo posiciones comunes y en otras ofreciendo cada una su visión de las diferentes cuestiones que se abordan en dichos órganos. Por lo tanto reitero nuestro respeto a la institución que Apiem representa.  Por otra parte nuestras empresas asociadas no tienen el mismo perfil, por lo que entiendo que de cara al conjunto del sector ambas asociaciones sumamos y no restamos.

«El 90% de nuestras 2.000 empresas realizan más de tres actividades empresariales»

 

Recientemente desde la propia asociación se manifestaba que “en los tiempos que corren, para que las asociaciones sigamos teniendo sentido debemos prestar más y mejores servicios”, ¿Cómo hace realidad ASEFOSAM/AGREMIA actualmente esa frase y esa voluntad de evolución y mejora?

Hoy en día, además de las tradicionales labores de gestión o información, prestamos servicios de asesoramiento integral en cualquier área relacionada con la actividad profesional de las empresas asociadas, aprovechando que somos expertos en el sector.

Hemos puesto en marcha una ventanilla única para fomentar la creación de empresas, hemos establecido alianzas con otras asociaciones para prestar servicios en sectores colindantes, actuamos como interlocutores entre las diferentes empresas energéticas o administraciones públicas y nuestras empresas asociadas con el único fin de facilitar los trámites necesarios en su día a día, ofrecemos la posibilidad de acceder a determinados productos o servicios en condiciones más beneficiosas para nuestros socios… En definitiva pretendemos solucionar cualquier problema, duda o cuestión que nuestros asociados (clientes en definitiva) nos planteen, así como servir de aglutinador para conseguir servicios o productos con ventajas económicas.

Por otro lado, desde nuestra Escuela Técnica hemos desarrollado diferentes vías de trabajo: programas de formación a medida de las necesidades de las empresas del sector, especialización, diversificación y apuesta clara por los certificados de profesionalidad (hasta 10 acreditaciones disponemos), lanzamiento de programas de formación dirigidos a jóvenes y  orientados a la  generación de empleo, etc.

En definitiva apostamos por la integración de los servicios empresariales propios de una asociación y de la actividad de formación que imparte nuestra Escuela Técnica. Este mix es el que hace que Agremia se diferencie y aporte un valor añadido a las empresas del sector de las instalaciones y la energía.

 

Por último, ¿qué valoración hace en la actualidad de la situación del colectivo profesional de empresas y qué perspectivas cree que tienen a medio y largo plazo? ¿qué diferencias fundamentales percibe entre los ámbitos que ASEFOSAM/AGREMIA ha ocupado tradicionalmente y la instalación en los sectores eléctricos y de telecomunicaciones?

El 90% de nuestras 2.000 empresas realizan más de tres actividades empresariales, eso es lo que nos diferencia del resto. Nuestras empresas, igual que han incorporado el gas, la calefacción y la climatización, en los últimos años lo han ido haciendo de manera natural con la electricidad. De hecho más del 15% están habilitadas en ella y además realizan el resto de actividades que he mencionado, lo que las hace mucho más competitivas. Ese es el futuro y nuestro objetivo, y tenemos una gran ventaja para conseguirlo: nuestra Escuela Técnica, referente y garante de esa diversidad.

Para finalizar y en relación a las telecomunicaciones, el acuerdo con Amiitel va viento en popa, sabemos que juntos somos más fuertes y, tal y como reza un lema de Agremia, “en el espíritu de la colaboración está la clave del éxito”.