Conecta con nosotros

Entrevistas

“Las empresas instaladoras deben estar abiertas a procesos de integración entre ellas”

IBON URRETAVIZCAYA, PRESIDENTE DE INSTAGI

Publicado

el

IBON URRETAVIZCAYA, presidente de INSTAGI

Ibon Urretavizcaya sucedió a principios de este año al frente de INSTAGI a Javier Martínez, con el que compartió lugar en la junta directiva de la asociación. Gerente en Electricidad Urrezábal, empresa instaladora en la que se encarga de las responsabilidades en el apartado de gestión de todas las áreas administrativas de la empresa. Es también arquitecto y coach sistémico organizacional.

 

Accedió a la presidencia de INSTAGI hace unos meses dentro de un proceso de evolución natural en la sucesión, puesto que ya formaba parte de la junta directiva anterior, que presidía Javier Martínez. En este sentido, ¿cuál es el matiz de renovación o de evolución de continuidad que pretende dar a su presidencia en este periodo y cómo cree que se potenciar la labor de una asociación que es puntera en muchas iniciativas dentro del sector?

Soy consciente de lo importante del relevo, Javier Martinez fue coparticipe del complejo proceso de integración de dos asociaciones existentes (ITURGI y UGIE), que dieron lugar a INSTAGI, hace ya diez años. Esa capacidad de aunar esfuerzos y estar abierto a posibles sinergias es algo que quiero mantener en mi forma de liderar la asociación. Me gustaría que hubiese participación femenina en el comité de dirección de la asociación, somos un sector mayoritariamente masculino, y creo que es hora de cambiarlo. También opino que mi objetivo no es dejar huella, sino estar al servicio de lo que los asociados nos demanden y en la medida de lo posible anticiparnos a lo que nos puedan demandar. Por ello el último trimestre de 2016 realizaremos un proceso de reflexión estratégica para el periodo 2017-2020, que nos ayude a definir qué temas debemos priorizar.

 

El Plan de Gestión para este año contempla una serie de iniciativas para apoyar la actividad y el empleo en las empresas instaladoras, centrándose entre otros aspectos en la reforma, la rehabilitación con criterios de eficiencia energética, el plan de cambio de contadores o las inspecciones de las instalaciones eléctricas, ¿cómo está llevando a cabo INSTAGI esta labor para ayudar a sus empresas asociadas?

INSTAGI promueve varios grupos de trabajo, tanto del sector de fontanería como del de electricidad, que reúne a fabricantes, distribuidores, instaladores y a la Administración, para poner en marcha iniciativas concretas (algunas de ellas se pondrán en marcha antes de terminar el año). Nos hemos reunido periódicamente con Industria para acompañar el complejo proceso de que todas las comunidades de propietarios pasen las inspecciones de las instalaciones eléctricas correspondientes. Todo ello enfocado a aumentar la actividad del sector, donde la colaboración de la Administración es clave para maximizar el resultado de los esfuerzos. Es una colaboración natural, al fin y al cabo cuanto mayor es la actividad, mayores también son los impuestos que se recaudan y que pueden invertir en otras necesidades de la sociedad.

IBON URRETAVIZCAYA, presidente de INSTAGI

“Me gustaría que hubiese participación femenina en el comité de dirección de la asociación, somos un sector mayoritariamente masculino, y creo que es hora de cambiarlo”

 

El presidente saliente habló en la anterior asamblea de “un escenario de continuos altibajos en los que se ha impuesto el descenso de la actividad, aunque no tan importante como en años anteriores”. Medio año después, ¿cómo valora la situación en el sector, en la provincia y en el conjunto del País Vasco para nuestro colectivo?

Si hay algo que identifica la sensación que nuestro sector está viviendo en estos momentos es incertidumbre, y es algo que afecta transversalmente a toda la sociedad. Nuestro día a día es incierto, existe una gran competencia, los clientes sólo ejecutan cuando es realmente necesario hacerlo y el factor precio ha diezmado las estructura de las empresas existentes.

Dentro de esta situación compleja creo que poco a poco la situación está mejorando, en parte porque nos estamos adaptando a mirar la situación con otros ojos, unos ojos menos victimistas. En mi opinión la clave de mejora es sacar el máximo potencial de cada trabajador de la empresa, no es como antes que sólo se pedía la ejecución técnica del trabajo, ahora es necesario que estén presentes al 100% con todas sus competencias al servicio, y este cambio permite que los trabajadores se sientan parte del proyecto empresarial.

 

Advertisement

Otras asociaciones hablan de falta de suficiente apoyo por parte de la Administración para incentivar la formación de las empresas instaladoras, ¿cómo viven esa situación en INSTAGI y cuáles son sus relaciones actualmente con las diferentes administraciones y entes dependientes de ellas?

Efectivamente la situación podría mejorar con apoyos desde la Administración, pero hay que ser conscientes de que todos los sectores piden más y no hay para todos. Es lícito que pidamos lo que creemos mejor para el sector en nuestra área de influencia, siempre y cuando no pensemos que ahí acaba nuestra labor. La situación es la que es y, siendo así, hay que encontrar maneras para mejorarla con el apoyo de la Administración que sea posible en cada momento. Es hora de dejar de poner culpables fuera de nuestra área de acción y preguntarnos en que sí podemos actuar.

“Ya no sólo cuenta ser un buen profesional  técnicamente, hay que serlo en sinergia con otros profesionales, y para ello la comunicación es clave”

 

Por último, ¿qué perspectivas considera que tiene nuestro colectivo de cara a ese futuro y qué escenario prevé para las empresas instaladoras a medio y largo plazo?

Pues creo que la figura del autónomo va a tomar aún más protagonismo del que ahora ya tiene. Creo que la economía colaborativa va a entrar en nuestro sector y atomizará aún más la competencia, lo cual podría dar lugar a una red de autónomos que colaborarán en función de las necesidades de cada cliente. Por otro lado creo que las empresas deben crecer para tener mayor capacidad de gestión, para lo cual necesitarán estar abiertas a procesos de integración entre ellas. Tanto para los procesos de integración como los de colaboración, nuestros asociados van a necesitar ser acompañados. Ya no sólo cuenta ser un buen profesional  técnicamente, hay que serlo en sinergia con otros profesionales, y para ello la comunicación es clave.