SHARE
David Fernández es el actual presidente de Fegime. Jorge Ruiz Olivares, director de la asociación

David Fernández es el actual presidente de Fegime. Comparte las respuestas con el director de la asociación, Jorge Ruiz Olivares.

                                               

¿Por qué parámetros pasa la actualidad de un grupo como Fegime y cuáles son sus proyectos más inmediatos?

Un grupo de nuestra envergadura y calidad de sus miembros se mueve en los mismos términos que el mercado de distribución de material eléctrico global. Con 445 millones de euros de facturación en 2016 y 150 puntos de venta en la Península y Baleares, calculamos ser el primero en mercado potencial y capilaridad y el segundo por ventas.

Nuestros resultados más llamativos se producen, no obstante, en nuestra gestión de compras. Hemos logrado el hito de alcanzar el objetivo de concentración que nos marcamos hace 2 años, con la última fusión. A finales de 2016 medimos el ratio del 80% de compras a proveedores referenciados por el grupo, frente a las compras totales de material eléctrico. Además hemos implantado medidas a nivel interno, como la progresión positiva de esta medición, que nos indican que estamos totalmente alineados con nuestro objetivo.

Entre los proyectos más inmediatos destacan los esfuerzos por favorecer e incentivar la digitalización de nuestros socios (con herramientas incluídas en el día a día de nuestras empresas), la focalización en nuevos nichos de mercado, como el coche eléctrico y las energías renovables, y la centralización de marketing y servicios conjuntos.

Jorge Ruiz Olivares, director de Fegime

«Entre los proyectos más inmediatos destacan los esfuerzos por favorecer e incentivar la digitalización de nuestros socios»

 

La distribución es un eslabón fundamental en la cadena del mercado, pero ¿cuál es para Fegime el valor añadido que representa en esa misma cadena?

Fegime es la enseña para sus socios que les equipara en el mercado a las grandes cadenas y multinacionales. No es para nada un escudo protector, sino más bien en un simplista esbozo estratégico, la herramienta y foro de intercambio para el diseño de una línea de negocio a la vez tradicional y vanguardista. En línea con las demandas del cliente y siempre con el apoyo de los grandes fabricantes del sector, bandera de los productos innovadores y de calidad.

 

La especialización es uno de los retos y objetivos pendientes, ¿cómo se afronta desde Fegime y desde las empresas distribuidoras integradas en ella esa realidad y cómo se trata de potenciar?

La rentabilidad del sector es aún una asignatura pendiente en nuestra profesión. El servicio, asesoramiento y la atención personalizada se han impuesto en los últimos años frente a la menor gestión de proyectos de gran envergadura. No obstante, como dato positivo se percibe claramente que los clientes, en su mayoría instaladores, nos demandan estar informados de novedades y nuevas tendencias, así como que buscan trabajar con colaboradores que sepan asesorar, formar y asumir responsabilidad junto con ellos.

Esa oportunidad de negocio es una ventaja que debemos se saber potenciar para distinguirnos de una competencia sin servicios de valor añadido. Desde Fegime realizamos continuamente formaciones y presentaciones en nuevas tecnologías de la mano de nuestros principales fabricantes. En abril, como ejemplo, llevamos ya 8 formaciones con un mínimo de 20 asistentes por cada una.

 

Otro reto importante del futuro inmediato es la digitalización, ¿en qué medida consideran este un proceso decisivo para el futuro del sector de material eléctrico?

Lo es y es innegable. Tenemos socios con un 15% de ventas online ya. No obstante, el cambio no será inmediato y todas las partes tienen tiempo para adaptarse. Su velocidad vendrá dada por una mayor demanda de nuestros clientes, proceso que se acelerará con el cambio de mentalidad del distribuidor y la consecuente adecuación de procesos, personal y sistemas de gestión. Una vez consolidado el proceso, será ya una realidad que la mayoría de las transacciones de compra y venta de un distribuidor de Fegime estarán digitalizadas y procesadas en formato electrónico B2B.

«Tenemos socios con un 15% de ventas online ya. No obstante, el cambio no será inmediato y todas las partes tienen tiempo para adaptarse»

 

Los grupos de compra ofrecen la posibilidad a sus asociados de centralizar determinados servicios, ¿cómo trabaja Fegime para contribuir a ello y cuáles son sus objetivos en este sentido?

Quizás los grupos de compra tengamos todavía una asignatura pendiente en este aspecto, aunque nosotros somos de los más comprometidos en esta tarea. Tenemos ya un plan estratégico para iniciar cierta centralización en procesos de compra, logística, marketing, administración y ventas. Hay un Comité específico para ello y, aunque la centralización será paulatina y escalada en el tiempo y en compañías, en pocos años será ya una realidad.

Nuestro objetivo con ello es mejorar nuestra competitividad y servicio hacia nuestros clientes gracias a servicios de valor añadido de mejor calidad y menor coste.

 

Por último, ¿qué perspectivas generales de desarrollo y crecimiento creen que afronta el sector de cara al futuro?, ¿por dónde caminará y hacia qué apuestas se orientará el mercado en los años venideros?

Es un sector maduro y consolidado, pocas fases de desarrollo y crecimiento quedan que no sean sostenibles y motivadas por la mejora de la economía local y global.

En los últimos años, hemos visto “experimentos” de modelos de negocio “mixto” o vinculado con la venta a cliente final. Estamos convencidos que, una vez, conocidas todas las opciones y pasado el tiempo lógico de aprendizaje y experiencia real de colaboración a largo plazo que ofrece la distribución profesional, el mercado experto en material eléctrico se consolidará, gracias además a las nuevas líneas de negocio que hemos nombrado anteriormente.