Con el desarrollo de la movilidad eléctrica, cada día son más los usuarios que se plantean la adquisición de un vehículo eléctrico y efectuar también la instalación de un punto de carga en su hogar. Comoquiera que se trata de una tecnología de reciente implantación, es habitual que surjan dudas sobre qué solución elegir y qué criterios emplear para hacerlo. Y se trata de una elección trascendental puesto que gran parte de la autonomía y durabilidad del coche va a depender de la tecnología que usamos para su carga, por lo que hay que tener una serie importante de aspectos en cuenta.

 

Los usuarios no siempre tienen las mismas necesidades y el tiempo de carga que exigiremos en una autovía cuando estamos de viaje, no será el mismo que cuando vamos a un centro comercial o descansamos en nuestros hogares. Así, un aspecto fundamental a la hora de elegir el cargador más adecuado es dónde lo vamos a instalar y qué tipo de uso vamos a necesitar.

Cuanto mayor es el cargador, más caudal eléctrico aporta y, por ende, más rápida será la carga. Así, en espacios como electrolineras, los cargadores más adecuados serían aquellos con una mayor capacidad para maximizar la carga del vehículo y poder realizar esta en unos pocos minutos, mientras que, para una vivienda, donde puedes dejar tu coche cargando toda la noche y no queremos que nuestra factura eléctrica se dispare, lo ideal serían soluciones más pequeñas.

 

Vigencia de la instalación

Una de las mayores desventajas para cualquier usuario de nuevas tecnologías, es la sensación de que tu producto va a quedar desfasado en muy poco tiempo, y en el caso de la movilidad eléctrica esta sensación no es distinta. Por ello ¿Cómo elegir qué cargador de vehículo eléctrico es la mejor solución para tu hogar?se recomiendan productos que estén al día de las tendencias del mercado, y marcas que entiendan bien la tecnología y cómo aplicarla. Todo ello, aunque sigan saliendo soluciones mejores y más evolucionadas.

En la actualidad y pese a la incertidumbre por el cambio continuo, todas las tendencias indican que el futuro va a estar dominado por cargadores más pequeños, y se debe a que diseñadores, fabricantes y usuarios están alineados en la búsqueda del cargador más barato y ligero posible; así como en la lógica de cargar rápido en la calle y barato en casa.

ABB cuenta con más de 130 años de experiencia a sus espaldas electrificando la sociedad, de las viviendas a las fábricas, pasando por las oficinas e, incluso, los trenes y los barcos de una manera segura, inteligente y sostenible. Este know-how ha sido su principal valor a la hora de adentrarse en el mercado del vehículo eléctrico. Su cartera de cargadores de pared abarca el mercado de cargadores de CA y CC y ofrece soluciones de carga adaptadas, inteligentes y conectadas para cualquier tipo de ubicación y negocio. Por ejemplo, Terra AC es un cargador de pared de vehículo eléctrico que ofrece una calidad de alto valor, flexibilidad en el futuro, y seguridad y protección avanzadas.

 

 

Mantenimiento

De la misma manera que se hace con el vehículo, lo ideal es realizar revisiones periódicas de los puntos de recarga eléctrica en aras no solo de detectar cualquier tipo de fallo sino, incluso, de preverlo y evitarlo. En este sentido, ABB ofrece un acompañamiento durante todo el proceso, con soluciones personalizadas para cada tipo de negocio, persona o actividad. Además, la conectividad del cargador permite el servicio y el soporte remotos, lo que resulta en tiempos de respuesta muy cortos y permite que, gracias a su plataforma, los clientes de la firma tengan el 60 % de sus casos de servicio resueltos de forma remota.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí