SHARE
Sede central de Naturgy en Madrid

La demanda de un empresario valenciano que había sufrido una facturación desmedida en el suministro de gas natural por un contador defectuoso, le ha supuesto a la comercializadora y la distribuidora de Naturgy el desembolso de una indemnización próxima al medio millón de euros para evitar llegar a juicio. La compañía ha abonado en total 484.000 euros, incluidas las costas procesales para ahorrarse la posibilidad de una sentencia en contra, que pudiera sentar jurisprudencia de cara a posibles conflictos posteriores.

El litigio se inició hace tres años, cuando el empresario Celedonio Martí Bellvís, dueño de una compañía textil en la localidad de Sagunto, cambió el contador de gas natural y modificó el contrato que tenía con la compañía. Con el nuevo contador llegó también un importante descenso en el montante de las facturas, de tal forma que el empresario encargó un informe pericial que acabó revelando un error en el emisor de impulsos del primer aparato, que repetía señales de forma aleatoria. Ese contador inicial, que era de la propia empresa de Celedonio Martí, empleaba un mecanismo analógico a cuya vuelta completa le correspondía un metro cúbico de gas, que contabilizaba con un segundo impulso, además de con un tercero que los transformaba en kilowatios y calculaba el consumo. El informe pericial, que concluyó un incremento no debido de la facturación de casi 640.000 euros, fue incorporado a la demanda civil contra Naturgy. No obstante y aunque el contador no fuese propiedad de esta última, la compañía comercializadora estaba encargada de revisarlo periódicamente y siempre lo había considerado apto. En un primer momento, Naturgy accedió a una refacturación sólo en función del último ejercicio, como suele ser común en caso de discrepancia, sin embargo ante una demanda posterior, argumentada con facturas desde 1999, la respuesta de la compañía ha sido aceptar en gran parte la reclamación y evitar el proceso judicial.

Este mismo mes se ha firmado el acuerdo para pagar 340.000 euros más a Colornou en concepto de regularización de consumos desde 2005 a 2015. Además están los 32.972,50 euros en concepto de costas procesales, que elevan la cantidad total a pagar por Naturgy a 483.972 euros. La empresa admite los consumos erróneos y añade que fue la distribuidora Nedgia Cegas, quien recomendó el cambio del contador. Sin embargo, también aducen que el error contaba con un “comportamiento aleatorio” que hizo imposible detectarlo en las verificaciones, y concluyen que este es un caso “puntual y aislado”, entre sus clientes.