SHARE
compañías comercializadoras de referencia del mercado eléctrico

Con la Orden ETU/1288/2017 publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 27 de diciembre, el Gobierno acata las sentencias de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo del 24 y 26 de octubre y del 2 de noviembre de 2016 por las que se anula la Orden IET/350/2014. En ella se establecía la obligación de las compañías comercializadoras de referencia a hacerse cargo de los descuentos correspondientes al Bono Social.

La Orden IET/350/2014 fue recurrida por las comercializadoras de referencia ante el Tribunal Supremo, y aunque en octubre de 2017 el Gobierno ordenó la devolución de las cantidades abonadas en 2015 y 2016, estaban pendiente de devolución las cantidades abonadas en 2014 en concepto de Bono Social. La sentencia del Tribunal Supremo establece que es el Sistema Eléctrico el que debe hacerse cargo de esos pagos, y no le corresponde ni al Tesoro Público ni a las comercializadoras el abono de dichas cantidades.

Por todo ello los abonos correspondientes a las citadas cantidades se realizarán con cargo al superávit del sistema eléctrico, en una cuenta que gestiona la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y es la encargada de guardar las liquidaciones del sistema.

Los recursos fueron presentados por Endesa, Iberdrola, Viesgo, Gas Natural Fenosa, Electra del Maestrazgo, Fuciños Rivas, Estebanell y Pahisa, Cooperativa Popular del Fluido, Eléctrica de Camprodón y ASEME (Asociación de empresas eléctricas) por lo que el Gobierno ha tenido que esperar a la sentencia del Tribunal Supremo para poder proceder a la devolución de las cantidades, en lugar de realizar el abono como ha ocurrido con los años posteriores.

Beneficio para las comercializadoras de referencia

La cifra no es pequeña, pues las estimaciones de la sentencia cifran que la cantidad abonada por las comercializadoras respecto al Bono Social fue de cerca de 200 millones de euros, en su gran mayoría abonado por las comercializadoras de los cinco grandes grupos, por lo que serán las que reciban más cantidad en la devolución, sumándoles los intereses correspondientes a las cantidades. Esta cifra pondrá en compromiso buena parte del actual superávit acumulado por el sistema eléctrico, que ha alcanzado aproximadamente los 1.440 millones de euros desde el año 2014 hasta 2016. Falta por cerrar la liquidación del 2017, que se realiza en el mes de marzo del año siguiente.