SHARE
Portal factura electrónica Gobierno de España

Desde la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratación Pública el pasado 1 de marzo del presente año, ha estado en liza la obligatoriedad del uso de la facturación electrónica para los subcontratistas, y daba un plazo de 4 meses para su puesta en marcha, fecha que termina el próximo 1 de julio. Con este artículo queremos ayudarte a resolver algunas dudas sobre esta obligación.

¿Es obligatorio incluso si soy una subcontrata?

Sí, la ley establece que siempre que la relación comercial con el contratista principal sea superior a los 5.000 euros y en el caso de que el destinatario final sea una Administración Pública (Ayuntamientos, Diputaciones, Comunidades Autónomas, etc.)

¿Si soy una subcontrata de un organismo público también es obligatorio?

Sí, la definición de Administración Pública es extensa, no sólo son los organismos públicos que conocemos sino también se incluye la Administración Institucional (Renfe, INSS, SEPE, EMTs, etc.)

¿Y esto me sirve de alguna forma?

Pues sí, tiene una utilidad importante, ya que ahora se crea un Registro Electrónico Único para las facturas electrónicas y, de esta forma, poder acreditar las fechas en las que las facturas son presentadas al contratista principal y poder reclamar intereses o su pago directo si el contratista principal no cumple con sus obligaciones de pago. Se dota de transparencia a la cadena de subcontratación y la Administración podrá aplicar sanciones si no se cumplen los plazos de pago.

¿Necesitaré algo para hacerlo?

Además del ordenador y una conexión a internet, como mínimo será necesario disponer de un certificado digital o firma electrónica para proceder a la generación de la factura electrónica y envío de la factura garantizando que no se ha modificado y que es auténtica.

¿Es algo muy complejo?

La respuesta es compleja, pues dependerá de la forma en la que lo quieras hacer. Los programas de gestión más modernos y adaptados están preparados para la emisión de la factura electrónica. El organismo Red.es ha liberado diferentes aplicaciones informáticas para poder realizar facturas electrónicas gratuitamente sin tener que hacer un desembolso mayor, puedes descargarlas aquí, pero puede ser complicado su uso.

Otra opción es acudir a un prestador de servicios de facturación electrónica que actúe como intermediador entre tu empresa y la contratista, aunque en este caso tiene normalmente un coste y puede que no te compense.