SHARE
El Gobierno presenta su propuesta para liberar el segundo dividendo digital

La Secretaria de Estado de la Sociedad de la Información y Agenda Digital ha presentado su plan de adaptación para la liberación del segundo dividendo digital, según la decisión 2017/899 del Parlamento Europeo. Desde enero del próximo año estará en marcha el proceso de migración de los servicios de la TDT a las nuevas frecuencias, y deberá ser completado en marzo de 2020. Además se ha previsto un régimen de compensación para sufragar los costes de adaptación. De este modo se liberaliza la banda de frecuencias de 700 MHz, ahora ocupada por los servicios de la Televisión Digital Terrestre, que pasará a ocupar la banda entre los 470 y los 690 MHz, para dar entrada a los servicios de comunicaciones electrónicas de banda ancha inalámbrica (5G).

El plan comprende también otras medidas como la aprobación de un nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT, para que el servicio mantenga sus capacidades tras la migración. Es decir, que la calidad de la definición y la propia transmisión, así como la codificación de la imagen conserven sus niveles. Asimismo y debido a que las emisiones tras el nuevo dividendo digital son de largo alcance, está prevista una coordinación internacional de frecuencias con los países limítrofes, así como el Reino Unido, Argelia y Marruecos. Esta coordinación también permitirá poder acomodar todos los canales que existen en la actualidad en la nueva banda, que dispondrá de un mayor número de frecuencias gracias al uso de redes únicas más amplias, porque el cambio había supuesto en principio una reducción de casi una tercera parte de las mismas. Así lo había denunciado la CNMC, que alertó de esta pérdida de la capacidad de transmisión de la red, de alrededor de un 30%. También se prevé el citado régimen de compensaciones para la adaptación a las nuevas frecuencias y para compensar los cambios en el equipamiento de transmisión de los radiodifusores.

Las actuaciones ayudarán a mantener el número actual de multiplex nacionales y autonómicos y, consecuentemente, la actual oferta de canales TDT en abierto. Cada múltiple digital, cualquiera que sea su franja de cobertura, tendrá capacidad para la integración de cuatro canales, que podrán ser de definición estándar o “Alta Definición”. Además, estos tendrán capacidad para ofrecer servicios interactivos.