SHARE
Baleares, pionera en el proceso de liberalización del Segundo Dividendo Digital

Las Islas Baleares han sido la primera comunidad autónoma de España en iniciar el proceso del cambio de frecuencias de la TDT. De este modo, los casi 22 mil edificios afectados, tanto de tamaño mediano como grande, tienen seis meses, desde el 24 de julio al 24 de enero del 2020, para buscar una empresa instaladora autorizada y de confianza que pueda adaptar su instalación a la nueva normativa. Casi 445.000 habitantes de la isla deberá efectuar la resintonización de sus aparatos. Las comunidades de propietarios que lo necesiten y no realicen las adaptaciones necesarias sobre los sistemas de recepción de la señal TDT, podrían dejar de ver algunos canales de televisión a partir de finales de enero. Es importante saber que este proceso no implica ni la aparición, ni la desaparición de canales de televisión. Simplemente hay un cambio de frecuencias.

Para minimizar el impacto de este proceso sobre el ciudadano, se ha aprobado mediante Real Decreto una concesión directa de subvenciones por valor de 140 millones de euros. Concretamente en Mallorca, las cuantías de dicha ayuda oscilan entre los 104.3 euros y los 260.75 euros. El cambio de frecuencias de la TDT se produce a consecuencia del llamado Segundo Dividendo Digital por el que se tienen que liberar, siguiendo normas europeas, la banda de 700MHz del espectro radioeléctrico para poder llevar a cabo el despliegue de futuras redes de telecomunicaciones 5G, antes del 30 de junio de 2020.

Desde las asociaciones que agrupan a las empresas instaladoras, encargadas de realizar la adaptación se recomienda huir de ofertas y de todas las propuestas de adaptación que puedan implicar “una merma en la calidad de las instalaciones de recepción”. Así lo aseguró el secretario general de Fenitel, Miguel Ángel Argüelles, durante la rueda de prensa celebrada en la sede de la asociación balear, Asinem.