SHARE
Aprobado un programa de rehabilitación energética de edificios para municipios con menos de 5.000 habitantes

El Gobierno ha aprobado un real decreto que regula el programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes en municipios y núcleos de menos de 5.000 habitantes, que será coordinado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2023, con una dotación presupuestaria de 50 millones de euros, ampliables si hay disponibilidad presupuestaria antes de que expire dicho plazo.

 

El parque de edificios español consume en la actualidad el 30 % de la energía final y existe un parque de viviendas que no está dotado de instalación de calefacción, por lo que se cuenta con un importante potencial de ahorro y de incorporación de energías renovables. Esta situación afecta de forma particular a los denominados municipios de reto demográfico: 6.827 poblaciones con menos de 5.000 habitantes, que concentran a 5,7 millones de personas, el 12 % de la población total.

El objetivo del programa es dar un impulso a la sostenibilidad de la edificación en los municipios de menor población, mediante actuaciones que van desde cambios en la envolvente térmica, hasta la sustitución de instalaciones de generación térmica con combustibles de origen fósil por generación térmica basada en fuentes renovables como la biomasa, la geotermia, la solar térmica o la bomba de calor y la incorporación de tecnologías de regulación y control, así como la mejora en la eficiencia energética en la iluminación. Además, el programa pretende promover las actuaciones realizadas por comunidades de energías renovables o comunidades ciudadanas de energía.

 

Criterios de distribución

Los criterios de distribución del presupuesto entre las comunidades autónomas son el número de municipios y núcleos de menos de 5.000 habitantes y su población en cada comunidad autónoma, ponderados al 50 % cada criterio. Cada comunidad deberá aprobar y publicar su respectiva convocatoria de ayudas, destinadas a subvencionar actuaciones de tres tipos: mejora de la envolvente térmica, mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y mejora de las instalaciones de iluminación. Los edificios deben haber sido construidos antes de 2007 y tendrán que ahorrar un 30 % de energía primaria no renovable, así como mejorar su calificación energética total en, al menos, una letra con respecto a la calificación inicial.

Las actuaciones estarán destinadas a edificios completos con los siguientes usos: edificios de vivienda unifamiliar, edificios de tipología residencial colectiva de vivienda y edificios de cualquier otro uso: administrativo, sanitario, docente, cultural, etc. En ningún caso podrán ser para edificios de nueva construcción, las que supongan una ampliación que incremente superficie o volumen construido, ni las que conlleven un cambio de uso de edificio. La cuantía será de un 50 % para la tipología de mejora de la envolvente; 40 % para actuaciones en mejora de las instalaciones térmicas y 20 % para mejoras de eficiencia energética en instalaciones de iluminación. Y los destinatarios podrán ser personas físicas o jurídicas de naturaleza privada o pública que sean propietarias de edificios existentes destinados a cualquier uso; comunidades de propietarios, propietarios que, de forma agrupada, reúnan los requisitos establecidos en el artículo 396 del Código Civil y no hubiesen otorgado el título constitutivo de propiedad horizontal, y también empresas propietarias, empresas o proveedores de servicios energéticos; entidades locales; comunidades de energías renovables y comunidades ciudadanas de energía; ayuntamientos; diputaciones provinciales o las entidades locales equivalentes. Tendrán preferencias las actuaciones de rehabilitación en edificios que acogen a colectivos vulnerables y afectados por pobreza energética.