Las ventas de vehículos eléctricos (100% eléctricos + híbridos enchufables) de todo tipo subieron un 15,4 % en septiembre frente al mismo mes del año pasado, hasta alcanzar las 10.588 unidades, según datos de Aedive, Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, y Ganvam, Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos.

 

Si los separamos por tipo de propulsión, las matriculaciones de vehículos 100 % eléctricos de todo tipo crecieron un 13,1 % en septiembre con respecto al mismo mes del año pasado, con un total de 5.638 unidades matriculadas. En lo que llevamos de ejercicio, registraron un ascenso del 43 %, hasta alcanzar las 52.993 unidades.

En un análisis por tipo de vehículos, las matriculaciones de turismos 100 % eléctricos subieron un 20,9 % durante el mes pasado -comparado con septiembre de 2022-, hasta alcanzar un total de 4.016 unidades. En el acumulado, subieron un 70,4 %, lo que supone una suma de 36.843 unidades matriculadas hasta septiembre.

Por su parte, los vehículos híbridos enchufables crecieron un 18,1 % en septiembre frente al mismo mes del año pasado, con un total de 4.950 unidades, sumando tanto turismos como furgonetas. En lo que va de año, acumulan un crecimiento del 30,9 % en comparación con el mismo periodo del año anterior. A la vista de los datos, el 13 % de las matriculaciones de turismos registradas en agosto correspondieron a modelos electrificados (puros + híbridos enchufables).

 

Previsión para el total de 2023

Ante este contexto, tanto Aedive como Ganvam prevén que el mercado de la movilidad eléctrica mantenga su tendencia al alza en la recta final del año. De esta forma, las previsiones apuntan a una subida cercana al 30 % en el cierre del presente ejercicio, lo que supondría alrededor de 130.000 unidades matriculadas de vehículos electrificados de todo tipo en 2023.

Si bien ambas entidades valoran el comportamiento positivo del mercado, advierten de las dificultades para alcanzar los objetivos de descarbonización marcados. En este sentido, matricular 5,5 millones de vehículos electrificados al año supondría vender del orden de 600.000 vehículos electrificados nuevos al año, es decir, multiplicar por seis las cifras actuales. A este respecto, ambas entidades estiman conveniente no solo impulsar medidas fiscales y regulatorias por parte de las Administraciones Públicas orientadas a facilitar el acceso del ciudadano a la movilidad eléctrica, sino también crear un clima de complicidad con el ciudadano para motivar que ese salto a la electromovilidad se produzca por convicción y no por obligación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí