abb_noruega

El cargador rápido número 1.000 de ABB en Noruega marca un hito clave en la movilidad eléctrica en el país, de camino a su ambicioso objetivo de lograr una economía de cero emisiones.

 

En esa línea, el país escandinavo prevé reducir sus emisiones de CO2 hasta en un 55 % para 2030 en comparación con 1990 y que todos los automóviles nuevos que se vendan a partir de 2025 produzcan cero emisiones. Esta política se apoya en generosos incentivos para los vehículos eléctricos, como la exención del impuesto de compra y la reducción de las tarifas en las carreteras de peaje y en los transbordadores.

ABB ha colaborado a que la transición de Noruega a una sociedad sin emisiones sea posible y ahora acaba de alcanzar la cifra de un millar de cargadores de alta potencia instalados, con la última unidad incorporada en la ciudad de Bergen. El Terra HP es capaz de proporcionar 200 kilómetros de autonomía en tan solo ocho minutos. Noruega se ha convertido ya en una de las sociedades de movilidad eléctrica más avanzadas del mundo, gracias a que los vehículos eléctricos suponen el 10 % de los tres millones de automóviles del país, una proporción incluso mayor que la de otros países que apoyan el VE, como los Países Bajos y Suecia. Esta tendencia acelerada ha dado como resultado que todas las demás ventas de coches nuevos en Noruega sean de VE puros. Dado que el mix energético del país es aproximadamente un 98 por ciento renovable, en gran parte de energía hidroeléctrica, la reducción de las emisiones de CO2 de los VE actuales equivale a unas 600 000 toneladas por año.

Esta expansión del vehículo eléctrico ha fomentado una rápida evolución en las estaciones de servicio convencionales, muchas de las cuales ahora ofrecen ya opciones de recarga para él, incluso en algunas de ellas, uno de cada tres vehículos que se detienen es eléctrico. Desde ABB afirman que “Noruega ha sido pionera en la adopción temprana de los vehículos eléctricos y de redes de transporte público ecológico y confiamos en que otros países europeos lo vean como un plan favorable para la infraestructura sostenible”.

Además, la compañía ha suministrado energía a 150 autobuses eléctricos del país escandinavo, aproximadamente la mitad de su flota eléctrica. También proporciona infraestructura de carga y servicios al mayorista de comestibles más importante de Noruega, Asko, para su flota creciente de camiones eléctricos. Y en la industria marítima, ofrece soluciones de alimentación de tierra a buque en los principales puertos de cruceros y transbordadores. En concreto en la ruta de estos últimos más transitada, en Oslo, los equipos de ABB a bordo contribuyen a reducir las emisiones equivalentes a 3.000 coches, mientras que el ferry-crucero alimentado por ABB, Vision of the Fjord, transporta a los turistas en un crucero silencioso y sin emisiones por los fiordos emblemáticos del país.