SHARE
Los detectores de humo, claves para mantener la seguridad eléctrica en las instalaciones

Fundación MAPFRE, la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos, y Apiem, Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones, ofrecieron el pasado 11 de febrero durante el webinar profesional “Tratamiento profesional de riesgos eléctricos” consejos útiles para preservar el mantenimiento óptimo de las instalaciones y evitar incendios por su causa. Como parte de la Semana de la Prevención de Incendios que anualmente organizan las dos primeras entidades, la jornada quiso servir para concienciar sobre la importancia de las instalaciones eléctricas en la prevención de incendios.

 

El acto contó con la presencia de Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación Mapfre, que ofreció detalles y conclusiones de la última edición del Estudio de Víctimas de incendios en España en 2019. Por su parte, Víctor Manuel Fernández de la Cotera, secretario General de APTB, explicó detenidamente escenarios reales de casos de incendios provocados por riesgo eléctrico. Mientras, en el caso de Apiem y después de que su presidente, Ángel Bonet, abriera la jornada, fue el director técnico de la asociación, Manuel Cabrera, quien incidió en la importancia de realizar revisiones eléctricas periódicas de la mano de empresas y profesionales habilitados, evitando así importantes problemas de seguridad con graves consecuencias y la importancia de contar con detectores de humo.

Los detectores de humo, claves para mantener la seguridad eléctrica en las instalaciones
Detector de humo en una vivienda

 

Instalación de detectores domésticos de humo

Todos los ponentes coincidieron en la importancia de instalar detectores de humo domésticos, con los que se supone cuentan menos del 10 % de los hogares en España, según el mismo estudio de Fundación Mapfre. Jesús Monclús señaló que “el salón es el lugar donde más ocurren los incendios (un 40 %), seguido de los dormitorios, por eso es muy importante instalar un detector doméstico de humos en una zona media entre el salón y los dormitorios”. Por parte de los bomberos, Fernández de la Cotera, puntualizó la necesidad de instalar “un detector por planta”, en aquellos hogares que consten de varias, incluso también “en buhardillas”. Para Manuel Cabrera “la instalación de un detector de humos es muy sencilla y muy económica”.

Los detectores de humo, claves para mantener la seguridad eléctrica en las instalaciones

También subrayaron la importancia de “contar con los teléfonos de emergencia de las compañías eléctricas porque el primer paso de toda incidencia es el corte de suministro eléctrico”, igual que debe hacerse en el cuadro eléctrico de la vivienda. Y también se mencionaron otra serie de consejos:

  • Utilizar equipos y herramientas en condiciones adecuadas y que hayan superado controles de mantenimiento predictivo
  • Distancia de seguridad
  • No tocar elementos que puedan estar a un potencial distinto sin la adecuada protección
  • Se utilizarán siempre dos elementos de protección frente a la realización de cualquier maniobra de apertura
  • Poner en marcha las cinco reglas de oro: desconectar/corte invisible; enclavamiento (prevenir cualquier reconexión utilizando un candado); comprobar la ausencia de tensión; puesta a tierra y señalizar la zona de trabajo

Por su parte, el portavoz de los instaladores eléctricos apuntó:

  • Revisar las instalaciones eléctricas cada dos o tres años, reapretando tornillos y comprobando el estado de los diferenciales
  • Revisiones siempre realizadas por profesionales formados, capacitados y habilitados por la Comunidad de Madrid
  • No utilizar regletas ni enchufes en mal estado
  • No comprar productos eléctricos que carecen de la homologación europea pertinente
  • No colocar equipos eléctricos y electrónicos cerca de materiales que pueden prender, como cortinas, sofás, sillones, etc.
  • Atención especial a los cargadores de teléfono