SHARE
Anfalum apuesta por la sustitución de iluminación convencional por tecnología LED

La Asociación de Fabricantes de Iluminación, Anfalum, subraya la importancia que cobra la sustitución de lámparas convencionales por LEDs, dentro de las líneas de actuación definidas en el Macroproyecto Tractor para la Rehabilitación de Instalaciones en Edificios, que promueve junto a otras 23 asociaciones y organizaciones. El objetivo de esta iniciativa es que, en la aplicación de los fondos europeos del Next Generation UE, haya una apuesta clara de la Administración por actuaciones de renovación en las instalaciones técnicas de los edificios.

 

Los edificios son responsables del 40 % del consumo de energía de la UE, aproximadamente el 36 % de las emisiones de CO2 y el 55 % del consumo de electricidad, por lo que la reducción de las emisiones y el ahorro de energía en este sector son cruciales para la consecución de los objetivos europeos en materia de clima y energía.  Además de la contribución del desarrollo de la edificación para hacer frente al cambio climático, hay otros aspectos que sitúan a la edificación en el centro de atención de la transición energética y en un contexto de recuperación económica, será un sector tractor que aportará miles de nuevos puestos de trabajo.

Estas actuaciones servirán para la transición energética del parque de edificios existente, impulsando la eficiencia energética, la digitalización, las energías renovables y el despliegue de las infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico y, en definitiva, contribuirán a tener un país más sostenible y permitirán alcanzar los objetivos climáticos.

Organizaciones que impulsan el Macro Proyecto Tractor

Sustituir lámparas convencionales por LEDs

Actualmente, las horas del día que pasamos bajo una luz artificial superan al tiempo que pasamos expuesto a la luz natural. Un hecho que lleva a otorgar una gran relevancia a la calidad de luz con la que trabajamos en la oficina o que disponemos en nuestros hogares. Además, la sustitución de las lámparas convencionales a Tecnología LEDs implicaría un mayor ahorro energético, además de adecuar la calidad de la luz natural a los usos y necesidades de los usuarios mejorando su calidad y bienestar. Una bombilla convencional tiene una vida aproximada de 2.000 horas, frente a la duración del LED, de entre 20.000 y 50.000 horas aproximadamente.

Según la repercusión en la que el Macroproyecto Tractor está trabajando, si se aplicase esta línea de actuación en 600.000 viviendas, el impacto económico que se estima en este sentido sería superior a los 400 millones de euros, y los ahorros económicos conseguidos, serían superiores a los 75 millones de euros.

Adicionalmente, estas actuaciones provocarán un aumento de la actividad empresarial a nivel local a través del colectivo de las empresas instaladoras, distribuidores y fabricantes. En el caso de las empresas instaladoras, el sector cualificado encargado de desarrollar estas actuaciones cabe destacar que es estratégico en la consecución de objetivos del plan de recuperación por su condición de ser un sector intensivo en empleabilidad, dado que está formado por miles de empresas del que dependen muchas familias.