SHARE
Las distribuidoras eléctricas permiten reducir la potencia contratada durante el estado de alarma

Las grandes compañías eléctricas han optado por permitir a los clientes que puedan reducir su potencia eléctrica contratada mientras esté vigente el estado de alarma, que ayer mismo el Gobierno anunció que se prolongará de momento hasta el sábado 11 de abril. De este modo, la parte fija del recibo de la luz podrá reducirse, un factor que beneficia especialmente a las empresas industriales que estén menos activas o incluso en inactividad en estas semanas.

Imagen de Madrid durante el confinamiento con las calles vacías
Imagen de Madrid durante el confinamiento con las calles vacías

La medida se podrá aplicar aunque no se cumpla el requisito de haber transcurrido más de 12 meses desde la última modificación, que es el límite temporal que fija oficialmente la ley para esta clase de ajustes. En la decisión se han puestos de acuerdo todas las grandes distribuidoras: Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo, con el objetivo de que los recibos de estos meses de marzo y abril puedan aliviar su carga. En concreto la reducción podría representar ahorros de alrededor de 1.000 euros por cada 100kW reducidos. En caso de paro de actividad la reducción de potencia podrá realizarse en los otros periodos y los ahorros serían mucho más grandes.

Con respecto a los precios que se dan en el mercado mayorista, continúan en el entorno de los 30 euros durante el Estado de Alarma, lo que también permite asegurar que el recibo correspondiente a marzo será más económico para los consumidores particulares.