SHARE

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo prevé sacar a concurso un proyecto de energía renovable, el primero en nuestro país desde que entrase en vigor la reforma energética y desde que se iniciase la moratoria a las energías renovables. Lo previsto es que este primer concurso sirva para instalar un total de 700 megavatios de tecnología renovable, 500 de energía eólica y otros 200 MW de biomasa. También por primera vez, la asignación se realizará mediante subastas, según reza en la Ley del Sector Eléctrico.

Mientras el concurso de energía eólica tiene como objetivo tanto la Península como las islas, el relativo a la biomasa es sólo para la primera. Los aerogeneradores entrarán en funcionamiento a lo largo de los próximos 5 años, hasta 2019. En cuanto a los sobrecostes, los relativos a la eólica serán de unos 21 millones anuales tras su entrada en funcionamiento, mientras que los de la biomasa alcanzarán los 130 millones anuales. Dichos importes gravarán los peajes de la tarifa, aunque podrían verse reducidos en función de la presión competitiva que se produzca en las subastas. En el caso de la eólica, el concurso permitirá en muchos casos la renovación del parque, con la instalación de aerogeneradores más eficientes, mientras que en el de la biomasa, permitirá mejorar la gestión del sistema y favorecerá el desarrollo de zonas rurales.