SHARE
Juanjo Catalán, ponente del Ciclo de Conferencias sobre Gestión Empresarial

Uno de los contenidos más interesantes de los abordados en los Seminarios de Eficiencia Empresarial que organiza Grupo Electro Stocks, es el relativo a la forma de dirigir una empresa y que tiene que ver más con el perfil y estilo de dirección de su líder que con el tamaño y estructura del negocio. Resaltar las actitudes, motivaciones y la capacidad de las personas para hacer frente a nuevos retos.

Generar ideas y poner en relieve los aspectos básicos para competir en el sector es uno de los objetivos de estas conferencias y su responsable, Juanjo Catalán, pone el énfasis en el papel del empresario líder, analítico, con capacidad objetiva para aplicar nuevos métodos y herramientas más rentables.

“Una organización inteligente es aquella que frente a un entorno complejo y cambiante reacciona rápidamente, gestionando sus activos intangibles para asegurar que la toma de decisiones se base en el máximo nivel de conocimiento disponible”, asegura.

La “ inteligencia” se basa en entender este concepto de cambio permanente y actuar con iniciativas concretas, mediante un fuerte liderazgo y conducción, fomentando el valor humano como la nueva ventaja competitiva. El talento y el liderazgo compensan la falta de tamaño para una pyme con objetivos ambiciosos.

Empresario 10 «Excelente»

Hoy el empresario 10 “Excelente es aquel que lidera teniendo dominio equilibrado en las cuatro aéreas funcionales en las que toda empresa se debe sostener.

  • AREA FINANCIERA. Recursos económicos propios o ajenos para realizar su actividad por un periodo determinado de tiempo.
  • OPERACIONES O PROCESOS. Conjunto de todas y cada una de las distintas actividades que se desarrollan en la empresa (desde su administración hasta los aprovisionamientos pasando por el desarrollo de servicios y muchas otras).
  • Único área que genera ingresos, por lo que resulta crítico.
  • EQUIPO HUMANO. La capacidad de las personas, su involucración, inquietud y su rendimiento es la principal diferencia competitiva que distingue una empresa de otra. Un factor que no se puede “comprar”.

DECALOGO DEL EMPRESARIO EXCELENTE:

  1. Adquiere conciencia y dominio de los factores en la toma de decisiones estratégicas
  2. Amplía su perspectiva
  3. Desarrolla una visión a mayor plazo, con orientación al servicio
  4. Es capaz de crear una estructura de producción, procesos y organización más flexible, orientada a la Productividad
  5. Cuida con detalle su cartera de clientes y diversifica el riesgo comercial para no depender en exceso de un determinado cliente
  6. Prevé y controla sus ventas, con habilidad en la gestión comercial
  7. La diferenciación y el valor añadido como estrategia le llevan a ser fuerte en las actividades tradicionales y es competitivo en aquellas emergentes que tienen mayor potencial
  8. Innova en los procesos para tener una palanca hacia la diferenciación y el valor añadido
  9. Descubre ventajas en las nuevas tecnologías digitales que le aporten productividad
  10. En todo momento tiene presente que la competitividad es efímera, si no se aplica un cambio constante.