Conecta con nosotros

Empresa

Seguridad en empresas: cómo elegir la mejor alarma para proteger tu negocio

Publicado

el

Seguridad en empresas: cómo elegir la mejor alarma para proteger tu negocio

La seguridad en un local o empresa, es sin duda uno de los aspectos que más suelen preocupar a los dueños. Cada vez se producen más robos, no solo cuando la empresa está cerrada, sino también cuando permanece abierta. Sobre todo en pequeños locales, donde no existe un servicio de seguridad. Muchos empresarios han optado por instalar alarmas para proteger su negocio y evitar así males mayores. No obstante, no todas las alarmas cumplen las mismas funciones y es importante elegir la más adecuada que se adapte a las necesidades del local. Además, no solo hay que proteger la empresa de individuos ajenos, sino también de otros incidentes que puedan poner en riesgo la seguridad de sus empleados. Como pueden ser incendios, fugas de gas, inundaciones, etc. 

¿Cuál es la alarma más adecuada para un negocio?

Elegir el sistema de seguridad más adecuado puede ser algo complicado, debido principalmente a la amplia gama de modelos que podemos encontrar en el mercado. Cada uno de ellos tiene una función diferente, por lo que no todos valen para el mismo tipo de negocio, y por supuesto su precio será muy distinto.

Conocer las condiciones y características del negocio es muy importante, ya que esto va a condicionar el tipo de alarma que se va a instalar. Por ejemplo, un local pequeño no va a necesitar la misma seguridad que uno más grande. Del mismo modo, también habrá que valorar la ubicación y el acceso al mismo. Otros puntos a tener en cuenta serán:

  • Tipo de negocio, es decir si se trata de un local, una oficina o una nave industrial.
  • Cuántos accesos tiene la empresa. A más accesos, más puntos de riesgo habrá que proteger. En este punto también se tienen en cuenta las ventanas.
  • Actividad del negocio. Este aspecto es fundamental para elegir la alarma más adecuada. Si se trata de un negocio especial como una joyería, bancos, oficinas de lotería la seguridad será muy distinta que un local convencional.

Una vez analizadas las condiciones físicas del negocio podemos elegir la alarma que mejor se adapte al negocio. La mayoría de las empresas optan por sistemas de alarmas conectados a una central receptora de alarmas. Su principal función es avisar a emergencias cuando se produce un allanamiento o cualquier otro tipo de incidente en el local. También se suelen instalar cámaras de videovigilancia, que graban todo lo que ocurre en el local. Muchos de estos sistemas, permiten previsualizar lo que ocurre en el interior del local en tiempo real a través de aplicaciones específicas para el móvil.

Por último, una vez que tenemos claro el tipo de alarma que queremos instalar toca analizar las características del servicio que se va a contratar. Para ello, hay que fijarse en una serie de aspectos clave como son:

  • Cuota mensual.
  • Coste de instalación.
  • Precio del equipo.
  • Permanencia
  • Atención al cliente.

Para asegurarnos que todo funciona correctamente, el técnico encargado de la instalación deberá realizar un simulacro y comprobar que todos los accesos al local están protegidos. En el caso de instalar cámaras de videovigilancia, habrá que analizar todas las imágenes para verificar que no existen puntos ciegos.

¿Cómo funciona un sistema de alarma en un negocio?

Una vez instaladas las alarmas en los puntos de acceso más vulnerables del local, éstas mandan una señal de emergencia al detectar un movimiento sospechoso. Esta señal se envía a una central receptora de alarmas que verifica y analiza la información. En el caso de que no sea una emergencia, la CRA avisará al propietario para que verifique que todo está en orden. En cambio, si se trata de una emergencia, la CRA avisará a la Policía o los servicios de emergencia correspondientes, para que acudan inmediatamente al local.

Otros tipos de alarmas para proteger un negocio

A la hora de proteger un local, no solo debemos hacerlo de los robos, sino también de otros incidentes que pueden surgir con el día a día y poner en riesgo la seguridad de los empleados. Los incidentes más comunes pueden ser incendios, fugas de gas o inundaciones. Para evitar males mayores, es conveniente instalar sistemas de alarmas capaces de detectar estos peligros. Al más mínimo indicio de peligro avisan a los empleados para que se pongan a salvo y a los servicios de emergencias para que se hagan cargo de la situación.