SHARE
Los autónomos pueden tributar a través de una sociedad mercantil

Según una sentencia reciente del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, los autónomos gozan de la posibilidad de utilizar sociedades mercantiles legalmente constituidas para tributar por el Impuesto sobre Sociedades y no por IRPF y no tener que soportar la retención, con el consiguiente ahorro fiscal para ellos. Siempre que concurran varias normas tributarias, el contribuyente tiene la opción de decantarse por la más favorable y evitar la que menos lo es. La sentencia alude a que «la opción de encarar la actividad empresarial como persona física, o como persona jurídica, es una opción legítima, amparada por la normativa mercantil y fiscal, y en la que el cálculo de los costes, también fiscales, puede ser importante». Y además añade que esta opción » no persigue defraudar la ley, sino utilizar la forma jurídica que conlleva menor carga fiscal».

El fallo del TSJ denuncia que la regulación es amplia e imprecisa y subraya que la norma “coloca bajo sospecha la utilización de una forma jurídica con la finalidad de obtener un ahorro fiscal, y sacrifica la legalidad tributaria y la seguridad jurídica”. Además añade que “el campo de los servicios profesionales se ha visto notoriamente ampliado, no siendo anómalo que tales servicios se presten por sociedades, sin que quepa confundir las prestaciones personales de un socio, con las prestadas por una sociedad de servicios profesionales».