SHARE
Todas las claves del nuevo sistema único de Formación Profesional, que conecta la formación con el empleo

Una amplia representación del sector empresarial, interlocutores sociales y diferentes entidades, se han reunido esta semana en el Ministerio de Educación y Formación Profesional para sellar la “Alianza por la Formación Profesional: una estrategia de país”, impulsada por la propia ministra, Isabel Celaá. La iniciativa quiere servir para fortalecer el proceso de transformación que culminará con el desarrollo de la nueva ley de Formación Profesional. A la alianza ya se han adherido más de medio centenar de empresas, organismos e instituciones, en compromiso con el plan de modernización, que incluye nuevas líneas de actuación como la apertura de convocatorias de proyectos de innovación para el intercambio y la difusión de buenas prácticas entre centros de formación y empresas.

 

El Gobierno considera que la Formación Profesional es una de las principales palancas de desarrollo de la economía del país y su transformación en un itinerario formativo de calidad, flexible, integrado y capitalizable es un objetivo prioritario del Ministerio, tal y como refleja también económicamente el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, que destina casi 9.000 millones de euros, el 13 % de los fondos Next Generation, a Educación y Formación Profesional.

La Formación Profesional es una herramienta fundamental para fomentar el empleo juvenil. La tasa de desempleo desciende al 7,56 % entre titulados de FP de Grado Medio y al 6,91 % entre titulados de Grado Superior, según datos del Servicio de Empleo Estatal, SEPE.

Gran alianza para impulsar la consolidación de la nueva Formación Profesional
Alianza por la Formación Profesional

Además, las previsiones para España en 2025 indican que el 49 % de los puestos de trabajo en Europa requerirán una cualificación intermedia, y solo el 16 % serán de baja cualificación. En la actualidad, el 25 % de las personas tiene cualificación intermedia y el 35 % la baja. Esta situación evidencia la necesidad de personas con titulación de técnico medio y técnico superior de perfiles profesionales que actualmente no se encuentran en el mercado laboral. Y el sector eléctrico y el colectivo de instaladores está especialmente afectado por ello.

La transformación radical de la Formación Profesional pasa por la integración de formación y empleo y, por tanto, tiene como objetivo mejorar el vínculo entre las necesidades empresariales y la inserción laboral de los jóvenes. Al acto de presentación de la alianza asistieron los principales interlocutores sociales, tantos los máximos representantes de las patronales empresariales como también los de los sindicatos mayoritarios.

 

200.000 nuevas plazas de Formación Profesional

La iniciativa aunará esfuerzos, creará sinergias y tejerá iniciativas entre administraciones públicas, interlocutores sociales, sector empresarial y entidades del tercer sector para fortalecer este nuevo modelo de Formación Profesional. Ya se han creado 60.000 nuevas plazas de FP de las 200.000 previstas en el plan de modernización, se han flexibilizado los procedimientos de acreditación de las competencias laborales y se ha actualizado más de un 60 % de las cualificaciones profesionales, con la creación de 63 nuevas y 25 nuevas titulaciones, en su mayoría vinculadas a los sectores emergentes.

El Plan prevé también convertir 850 aulas de FP en espacios de tecnología aplicada y la creación de 1.800 aulas de emprendimiento en centros de Formación Profesional; la formación digital de más de 50.000 docentes de FP; y la creación de una nueva oferta modular para la población activa. Además se va a poner en marcha, en colaboración de los interlocutores sociales, una formación en digitalización dirigida a 125.000 trabajadores de todo el territorio nacional.

Gran alianza para impulsar la consolidación de la nueva Formación Profesional
La Ministra Isabel Celaá durante la presentación de la alianza

 

Intercambio entre centros de formación y empresas

La Alianza por la Formación Profesional contará con un plan de trabajo anual en el que se perfilarán actuaciones concretas para la consecución de estos objetivos. Entre las líneas de actuación, cabe destacar la apertura de convocatorias de proyectos de innovación para el intercambio y la difusión de buenas prácticas entre centros de formación y empresas, y la creación de la plataforma FPConecta, que servirá para movilizar el ecosistema de la Formación Profesional integrado por todas las entidades miembro de esta iniciativa.

La iniciativa está abierta a todas las empresas, organizaciones, fundaciones y medios de comunicación que apuesten por el fomento de la Formación Profesional y sostengan un compromiso con una formación de calidad. Ya se han unido al proyecto 65 entidades de todos los ámbitos, entre ellas algunas del sector eléctrico como Conaif, Confederación Nacional de Asociaciones de Instaladores y Fluidos, la Asociación Empresarial Eólica (AEE), la Confederación Nacional de la Construcción o ATA, Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos. También empresas como Siemens España, Grupo Bosch o las eléctricas Iberdrola, Naturgy o Repsol, entre otras.