SHARE
Un informe de pagos concluye que los impagos son causantes de los despidos en 4 de cada 10 pymes

El Informe Europeo de Pagos ofrece datos concluyentes sobre morosidad en las empresas españolas actualmente. Entre otras conclusiones destaca que el 42 % de las pymes españolas asegura que los retrasos en los pagos están detrás de los despidos en su plantilla o también que casi la mitad de las empresas, en concreto, el 44 %, ha aceptado plazos de pago más largos para evitar la quiebra.

 

Elaborado por Intrum, el estudio estadístico proporciona información sobre el retraso en los pagos y la salud financiera de las empresas españolas y europeas. En esta edición han participado 10.000 empresas en 29 países de Europa y se ha valorado especialmente la situación actual provocada por la pandemia, que ha hecho que empresas y autónomos vean cómo el deterioro de la situación financiera merma la capacidad de sus clientes para cumplir con las obligaciones de pago, repercutiendo no solo en la liquidez de las organizaciones, sino también en sus empleados. Según el informe, el tiempo que transcurre entre el plazo de pago acordado y su duración real supera, de media, los 20 días, y el 60 % de las empresas consultadas admiten que los impagos limitan su liquidez. España se revela como uno de los países europeos donde más pymes han aceptado plazos de pago superiores a aquellos con los que se sienten cómodas

Tras el análisis sobre impagos efectuado, el director general de Intrum en España, Alejandro Zurbano, concluye que “es necesario que las cuestiones relacionadas con unas condiciones de pago razonables tengan más peso en la gestión corporativa y pasen a ser una parte importante de la responsabilidad como empresas”. Sólo así “las organizaciones serán más conscientes de sus flujos de caja y podrán reaccionar ante la caída de la demanda, frenando el cierre de negocios”, resume.