SHARE
La clasificación energética ayudará a reducir el IBI hasta un 20%

El Ministerio de Hacienda permitirá a los ayuntamientos rebajar hasta un 20% el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a todos aquellos edificios que obtengan un grado de eficiencia mayor desde el punto de vista energético. Así lo dispondrá el partido del Gobierno en una enmienda que presentará a los Presupuestos Generales del Estado de 2016 en el Senado y que modifica la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Dispone que los edificios energéticamente más eficientes obtengan una mayor rebaja y los menos eficientes o los que no dispongan de calificación no accederán a la bonificación.

En concreto aquellos que tengan la calificación A obtendrán una bonificación de hasta el 20%, mientras que los de calificación energética B sólo alcanzarán hasta el 16%. Los de C se beneficiarán en un 12%, un 8% los de calificación D y un 4, los que no tengan más que la calificación energética E. Por último aquellos con calificación F o G, y los que no dispongan de certificado energético no podrán beneficiarse de ninguna bonificación. El Gobierno propone con esta modificación “fomentar la construcción y adquisición de bienes inmuebles energéticamente eficientes, así como la realización de instalaciones u obras para la obtención de la referida certificación”. Asimismo, se quiere incentivar la mejora de la eficiencia energética de los bienes inmuebles urbanos, con el propósito último de cumplir con los objetivos propuestos por el Gobierno en materia social, económica y medioambiental.