Conecta con nosotros

Tarifas eléctricas

La Comisión Europea accede a alargar la “excepción ibérica”, pero acorta en plazo la petición del Gobierno

Publicado

el

La Comisión Europea accede a alargar la “excepción ibérica”, pero acorta la petición del Gobierno

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunió el pasado viernes, junto al ministro de Medio Ambiente y Acción Climática de Portugal, José Duarte Cordeiro, con la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. El objetivo del encuentro consistía en solicitar la prórroga de la denominada “excepción ibérica” que limita en ambos países el precio del gas utilizado en la producción de energía eléctrica.

 

Mientras España y Portugal solicitaban alargar esa solución, que ahora mismo está vigente hasta el próximo 31 de mayo, hasta finales de 2024, Bruselas considera que la prórroga no debe ir más allá de finales de este 2023, por lo que se aviene a prolongarla siete meses más de lo previsto hasta ahora. La comisaria de Competencia sostuvo que el final de esa solución temporal debe coincidir con la fecha prevista para que concluyan las ayudas públicas previstas como respuesta al impacto de la guerra en Ucrania, que caducan en diciembre de 2023. No obstante, está de acuerdo en prolongar el plazo, aunque la resolución firme para hacerlo aún no es oficial.

Durante el encuentro, los tres dirigentes analizaron el funcionamiento del mecanismo ibérico, desde que entrara en vigor en junio de 2022. Ahora serán los equipos técnicos de la Comisión Europea quienes se encarguen de realizar los trabajos de análisis para poder determinar esa posible extensión. La “excepción ibérica”, que permite poner un precio límite al gas que se emplea en la generación de energía, está vigente desde el pasado 15 de junio de 2022 y el Gobierno cifra el ahorro producido en las facturas hasta el final de la primera semana de enero en 4.577 millones de euros.

En un escenario futuro, si se ampliase el marco temporal de ayudas motivado por la guerra en Ucrania, se abriría la posibilidad de ampliar también el plazo de la “excepción ibérica” más allá de final de 2023. Y además está abierta también la incógnita de la reforma pendiente del mercado eléctrico europeo, que podría querer acelerar el ejecutivo español durante su presidencia de la Unión Europea, el segundo semestre de este año. En todo caso, esta segunda alternativa parece probable de llevarse a término definitivo antes de que concluya el año, más aún teniendo en cuenta que existen importantes discrepancias al respecto entre los países miembros.