SHARE
La Comisión Europea aprueba por fin la propuesta de España y Portugal para reducir el precio de la luz

La Comisión Europea ha dado luz verde este lunes a la llamada “Excepción Ibérica”, la propuesta de los gobiernos de España y Portugal para poner un tope al precio del gas y así poder abaratar el recibo de la luz. Ahora el Gobierno trabaja contra el reloj poder ultimar la planificación técnica que permita aprobar la legislación final en el Consejo de Ministros de este martes, aunque también podría retrasarse a la semana próxima.

 

El anuncio de la aprobación vino a cargo del primer ministro portugués, António Costa, cuando abandonaba una conferencia en Estrasburgo y luego fue confirmado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Costa añadió que ambos gobiernos trabajan ahora para poder aprobar las legislaciones respectivas este mismo martes, después de subrayar que se trata de “una medida de gran alcance”. De hecho, el gobierno luso espera reunirse de modo extraordinario este mismo martes para la aprobación de la propuesta. En el caso español, los martes es la fecha habitual de reunión del Consejo de Ministros.

Hace algunas semanas, España y Portugal llegaron a un acuerdo político con Bruselas para limitar el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad y poder abaratar la factura, que ahora mismo está mediatizada por ese precio del gas, que es empleado para producir electricidad en las centrales de ciclo combinado, de tal manera que luego “contamina” el precio global por tratarse de la tecnología más cara. La aplicación de la medida se alargará como máximo 12 meses y se iniciará con un precio medio de 49 euros por megavatio hora, para luego subir a 50 euros y ya permanecer estable hasta el final del periodo. Por ejemplo, este lunes, el precio del mercado mayorista ibérico ha superado los 208 euros el megavatio hora, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad.