SHARE
La industria española apoya la “excepción ibérica” y reclama al Gobierno subastas de energía

La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, de la que forman parte varios sectores industriales de gran relevancia, como la automoción, representada por Anfac; el refino, AOP; el papel, con Aspapel; la industria química y farmacéutica, Feique; la de alimentación y bebidas, Fiab; la industria cementera, Oficemen; y la siderúrgica, Unesid; ha enviado esta misma semana a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, una carta felicitándose por el mecanismo acordado con Bruselas para reducir el precio de la energía que supone la “excepción ibérica”, y también para reclamar subastas de energía de tecnologías inframarginales.

 

Las patronales agradecen a Ribera “su esfuerzo y compromiso que ha tenido como resultado el mecanismo exitosamente pactado con la Comisión Europea, del que la Alianza espera que “enga impacto positivo e inmediato a favor de la competitividad industrial española” y cuyo detalle esperan conocer en breve. Al mismo tiempo consideran también que “de forma complementaria, también es urgente celebrar las subastas de tecnologías inframarginales previstas en el Real Decreto-ley 17/2021, como vía para potenciar contratos bilaterales a precios competitivos. Dichas subastas deben estar dirigidas a los consumidores industriales, sean o no consumidores directos, y a sus comercializadoras interpuestas”.

Como representante de sectores industriales estratégicos, la Alianza explica que “pese a las medidas adoptadas a nivel nacional a favor de la industria en los últimos meses y semanas, la coyuntura que afrontamos por el nivel de costes energéticos es dramática y sin perspectiva de mejora en el corto plazo. Día a día, nuestras industrias intentan competir internacionalmente, debiendo hacerlo en creciente desventaja de costes frente a terceros”. Por último concluyen reclamando “medidas urgentes y de calado” y aprovechan también para ofrecer a la vicepresidenta “su estrecha colaboración para hacer de su posible puesta en marcha un éxito para todos”.