SHARE
La CNMC vigila el precio de la electricidad, el más alto en la última década

José María Marín Quemada, presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, confirmó la pasada semana en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander, que el organismo que preside se mantiene vigilante y analiza el mercado eléctrico por el elevado precio de la energía, que es el más alto de la década.

Desde mediados de mayo, los valores de la electricidad se sitúan en los 60 euros por megawatio, alrededor de 20 euros más que lo que ha sido habitual en los últimos años. Si bien en los primeros meses del año, la justificación parecía residir en la escasez de lluvia, que provocó que los embalses estuvieran muy por debajo de sus volúmenes históricos, la abundancia de precipitaciones en las últimos meses ha desvirtuado la relevancia de este argumento, porque el precio del pool eléctrico continua en tendencia alcista. El precio del petróleo se razona ahora como otra de las causas, además de la falta de producción hidroeléctrica por parte de las grandes eléctricas, que están cubriendo la demanda con las centrales de carbón y gas, lo que mantiene al alza los precios.

El presidente de la CNMC considera que se debe a “una situación coyuntural” por diferentes circunstancias relacionadas con el mercado, pero mantiene su preocupación y ha reconocido que la situación les obliga a estar alertas y a analizar el comportamiento del citado mercado para asegurarse de su correcto funcionamiento. Marín Quemada citó como razones también el incremento de la demanda, por causas como el mayor uso de aires acondicionados, el incremento de precio del petróleo o la disminución del empleo de la energía eólica. El secretario de Estado de Energía, José Domínguez respaldó la posición de Competencia y subrayó su labor de vigilancia del mercado, aunque insistió también en la colaboración del Gobierno al respecto.

Este alza de precios repercute en mayor medida en los usuarios acogidos a la tarifa PVPC, ya que el precio que pagan por la energía es directamente el del mercado eléctrico, más los costes regulados. En el caso de clientes en mercado libre, con un precio fijo durante todo el año, seguirán pagando el mismo precio por la electricidad que pactaron en su momento. Entidades como Asinem, Asociación de Instaladores Empresarios de Baleares, se han pronunciado a favor de “revisar la factura para adecuar nuestra tarifa a nuestras necesidades y realizar un uso eficiente de los aparatos eléctricos del hogar”, de cara a combatir este incremento de precios.