SHARE
Casi la mitad de los hogares españoles no conoce su tipo de tarifa eléctrica

Según el simulador de la factura del que dispone la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el precio del recibo de la luz se ha abaratado un 5,6% en el primer trimestre de 2018, si se compara con el mismo periodo del año pasado, aunque con respecto a 2016 se produce un incremento del 11,6%. En concreto la factura para los hogares acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor ha alcanzado una media de 156,83 euros, lo que implica un descenso de algo más de nueve euros con respecto a lo pagado hace un año, 166,06 euros. Estos valores corresponderían a la factura de un consumidor medio, que tenga una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh).

Si los datos se extrapolan únicamente al mes de marzo, el recibo de electricidad asciende a 63,4 euros, cifra un 6,5% más baja que la de febrero, que fue de 67,82 euros. La rebaja media diaria se sitúa en el entorno del 7,2%, teniendo cuenta que marzo cuenta con tres días más en el calendario. Si se comparan los valores con los de marzo de hace un año, el precio también disminuye, un 2,2% en este caso, desde los 64,82 euros que costaba entonces.

Con respecto a todos los términos de la factura eléctrica, en el total del trimestre los consumidores pagarán 44,16 euros por el término fijo, 79,15 euros tendrán que ver con el consumo, 6,3 euros por el impuesto eléctrico mientras que los restantes 27,22 euros corresponden al IVA. En marzo, 14,88 euros son por el término fijo, 34,97 euros por el consumo, 2,55 euros por el impuesto eléctrico y los 11 euros restantes por el IVA.