SHARE
Los fallos eléctricos provocan el 18% de los incendios que se producen en el hogar

La Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos Bomberos (APTB) han presentad en el transcurso de la primera jornada de Eficam los últimos datos de su Estudio de Víctimas de Incendios en España. En ellos sobresale un incremento del 17% en cuanto al número total de personas que han perdido la vida entre noviembre de 2018 y febrero de 2019, con un total de 82 fallecidos, 12 más que durante el periodo 2017-2018. Ya en 2017, este mismo estudio había detectado que los fallos eléctricos provocan el 18% de los incendios que se producen en el hogar. En este contexto, desde Apiem se ha dado a conocer una Guía de consejos y buenas prácticas para mantener la seguridad en las instalaciones eléctricas de los hogares españoles, en la que se recomienda realizar revisiones periódicas con instaladores autorizados.

Asimismo, con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia del buen estado de las instalaciones eléctricas para la seguridad de los hogares, la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, Fenercom, también ha incluido la citada guía en su página web.

Manipular los aparatos eléctricos siempre con las manos secas, no enchufar cualquier aparato en cualquier enchufe, no tocar un electrodoméstico que dé “calambre” a la vez que el fregadero, no utilizar ladrones o conexiones múltiples o desconectar siempre la tensión general de la vivienda antes de manipular una instalación eléctrica son sencillos consejos que aumentan la seguridad en las instalaciones eléctricas de los hogares y que pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Apiem recomienda la realización de revisiones eléctricas periódicas siempre con instaladores eléctricos autorizados como garantía de servicios de calidad y de seguridad para los usuarios finales. Además anima a aquellos a acreditarse y contar con un carné certificado, una herramienta que proporciona al instalador transparencia en la gestión de sus servicios de cara al cliente. Además, al usuario final le aporta la seguridad de que una empresa instaladora autorizada por la Comunidad de Madrid realizará cualquier modificación en la instalación eléctrica o de telecomunicaciones de su vivienda. Más de un 70 % del parque de edificios de viviendas en la Comunidad de Madrid fueron ejecutados con reglamentos anteriores al vigente, concretamente un 30% es anterior a 1973. Por tanto, se trata de instalaciones en algún caso muy antiguas.

Actualmente, el Plan Renove de Instalaciones Eléctricas Comunes está vigente hasta el 31 de diciembre de este año, se gestiona a través de Fenercom y se enmarca dentro del conjunto de actuaciones que lleva a cabo la Dirección General para promover, en este caso mediante incentivos económicos, la mejora de las condiciones de seguridad y favorecer la incorporación de medidas de eficiencia energética en los edificios de viviendas.

Durante la presentación, los responsables del estudio y de Apiem destacaron la necesidad de desarrollar un plan nacional de prevención de lesiones por incendios “que permita alcanzar el objetivo cero víctimas mortales o graves por esta causa”, una iniciativa que debería inspirarse en otras que ya existen como las de prevención de lesiones de tráfico. Los incendios provocados por aparatos eléctricos se concentran especialmente en los meses de invierno, con los aparatos productores de calor como protagonistas.