SHARE
Cómo aplicar el Big Data para reducir tu factura de la luz

La comercializadora de energía Podo emplea el big data y la inteligencia artificial para analizar los hábitos de consumo los clientes, informarles y ofrecerles recomendaciones individuales de cara a que puedan ser más eficientes y reducir su factura. En los envíos digitales a sus clientes ha incorporado el envío de un informe trimestral de sus hábitos de consumo para que sepan si hacen un uso eficiente de la energía y ofrecerles recomendaciones para mejorarlo. Esta comparativa del consumo trimestral se bata en el uso intensivo del big data y la inteligencia artificial e incluye también una referencia al consumo de otros clientes de su perfil. También le ofrecerá detalles sobre el consumo que realiza cuando no está en casa o mientras duerme, comparado también con la media, y si la potencia que tiene contratada es superior, adecuada o inferior a la que necesita.

La potencia eléctrica es un parámetro esencial en la factura, incluido en la cuota mensual, aunque muchos clientes desconocen qué cantidad tienen contratada. Ajustarla lo más posible a los valores necesarios para cada instalación permite no pagar por un exceso de potencia, que realmente no llega a usarse. Desde la compañía prevén también hacer recomendaciones a sus clientes sobre ello, tanto si se están excediendo en la cantidad de potencia contratada, como si el valor se ajusta a las necesidades y no es necesario ningún cambio. Según el último barómetro de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, cuatro de cada diez hogares españoles desconoce qué tarifa tiene contratada lo que, para los responsables de Podo, demuestra que “al consumidor le resulta difícil por sí solo valorar cómo es su consumo de energía e identificar oportunidades de ahorro”. En el informe valorarán también la eficiencia de cada cliente con una puntuación simbólica, que tendrá un rango de una a tres estrellas según aquella sea considerada menor o mayor.