SHARE
Rebajas fiscales al autoconsumo en comunidades locales

Los ayuntamientos están adoptando medidas para impulsar el autoconsumo, a través de las reducciones y rebajas fiscales a algunos de los impuestos que gestionan de modo autónomo, en concreto el Impuesto de Bienes Inmuebles y el Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras. Casi medio centenar de municipios del total de 77 que cuentan en España con más de 100.000 habitantes ya han previsto estos descuentos, aunque la proporción en cada uno lo hace difiere sobremanera. Los datos forman parte de un estudio sobre la situación de los incentivos económicos municipales al autoconsumo en 2019, elaborado por la Fundación Renovables. Dicho informe actualiza las bonificaciones existentes en ambos impuestos y recoge las ordenanzas fiscales, aplicables a dicho año, de todas las localidades con que se incluyen en el citado volumen de población.

Respecto al IBI, 47 municipios (62%) aplican bonificaciones a este impuesto. En la mayoría de los casos esta bonificación es del 50%, si bien los años de duración de la misma es muy variable. De estos municipios, 8 de ellos se imponen graves limitaciones que en la práctica lo hacen inviable (potencia instalada mayor de 5 kW/ por cada 100 m²). 30 municipios no recogen ninguna bonificación del IBI al autoconsumo eléctrico.

En cuanto al ICIO, 34 municipios aplican una bonificación del 90% o superior, de los cuales 27 aplican la máxima bonificación que permite la ley. Estos municipios representan el 54% del total y, de estos, el 83% aplican una bonificación igual o mayor del 50% en este impuesto. En cambio, en el otro extremo, 14 municipios no tienen ningún tipo de bonificación en este impuesto para las instalaciones de autoconsumo. Al igual que en el IBI, en algunos municipios, las limitaciones que se imponen para aplicar esta bonificación hacen que de facto no pueda aplicarse.

Cabe destacar, que ningún municipio ha disminuido su apoyo a los sistemas de autoconsumo. Además, nuevos municipios se han incorporado a la lista, ofreciendo deducciones y rebajas fiscales tanto del IBI como del ICIO. Así, Alicante y Cuenca permiten deducciones tanto en IBI como ICIO, mientras que el año pasado no contaban con ninguna de las dos. En cuanto al IBI han mejorado las condiciones necesarias para la deducción en los municipios de Alcobendas, Castellón, Guadalajara, Logroño, Madrid, Oviedo, Terrassa y por último Córdoba. Por otro lado, respecto al ICIO han mejorado Logroño, Madrid, Soria y Teruel con un aumento del porcentaje de bonificación y en el caso de Soria además eliminando las restricciones.

Las bonificaciones suelen tener una duración máxima de cinco años, aunque no siempre está fijada Por ejemplo, en el caso del IBI en Madrid, el porcentaje de bonificación es del 50 % para los inmuebles de uso residencial y del 25 % para aquellos que no lo son. Si se trata de inmuebles no sujetos al régimen de división horizontal, el importe de la bonificación anual no podrá exceder del 20% del coste de ejecución material de la instalación; mientras que en el caso de pisos y locales sitos en inmuebles sujetos al régimen de división horizontal, la cantidad total bonificada no podrá exceder cada año del 20% del coste de ejecución material de la instalación que se hubiera repercutido a cada propietario. Por otra parte, no tienen derecho a la bonificación en el caso de que “los sistemas instalados sean obligatorios de acuerdo con la normativa específica en la materia”. En el caso del Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras, la bonificación puede alcanzar el 95% y más de una treintena de ayuntamientos ofrecen una bonificación del 90% o más, mientras 14 no ofrece bonificación alguna.