SHARE
“La Revolución de los tejados” apuesta por transformar los tejados urbanos en fuente de energía sostenible

Transformar el máximo número posible de metros cuadrados de tejados infrautilizados en energía verde es el objetivo de “La Revolución de los tejados”, una iniciativa que promueve la compañía eléctrica Holaluz y que estima que, de este modo, “más de 40 millones de personas podrían beneficiarse de esta propuesta y se duplicaría la producción de electricidad renovable en España, pasando a ser del 39,3 % (según datos del 2019) al 81 %”.

La eléctrica trabaja sobre un plan en distintas fases que, en su lanzamiento, prioriza las terrazas de uso privativo. En una siguiente fase, la propuesta abarcará a tejados comunitarios, así como a todos los pertenecientes al sector servicios. La iniciativa también contribuiría a transformar el modelo de generación de electricidad, desde el centralizado actual hasta otro que combine la generación centralizada con la distribuida. La compañía instala gratuitamente placas solares a los propietarios de tejados y gestiona su energía ofreciendo un descuento fijo mensual (en base a las características de la instalación) en su factura de luz. La fórmula quiere servir para “superar el freno que para muchas personas supone el coste inicial de inversión en la instalación de las placas fotovoltaicas”. La instalación sería propiedad de Holaluz hasta que, al cabo de 15 años, pasara a figurar a nombre del cliente. La compañía ofrece también un descuento fijo mensual en su factura de luz desde el primer mes.

La compañía eléctrica argumenta que la iniciativa, La Revolución de los Tejados, “aúna y suma” en torno a los tres ejes que respaldan su propuesta de valor: “energía 100% verde, precios justos que se convierten en ahorros gracias al uso intensivo de la tecnología y obsesión por el cliente”. También sostienen que contribuye “a poner a las personas más en el centro”, y lo hace “maximizando la producción de este tipo de energía liberando el potencial de espacios desaprovechados, ahorrando en los costes de transporte y trasladando este ahorro a los clientes gracias a que la producción se realiza en el mismo lugar de consumo y finalmente, liderando un movimiento que invita a las personas a conseguir un mundo más sostenible”.